Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Cardenal rehúye de nuevo comprometerse a que se inicie una investigación

El fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, afirmó ayer que pensará si se investiga la trama de Madrid si se lo pide el nuevo fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas. Cardenal hizo ese comentario, sin adquirir ningún compromiso al respecto, tras la jura de los cinco nuevos fiscales jefe de Sala del Tribunal Supremo, entre los que figura Salinas.

Cardenal aseguró que todavía no ha decidido nada sobre la realización de una posible investigación sobre lo ocurrido en la Asamblea de Madrid, tal y como le había pedido el anterior fiscal jefe Anticorrupción, Carlos Jiménez Villarejo. El fiscal del Estado afirmó que tendría que tratar ese asunto con el nuevo fiscal jefe de Anticorrupción. "Vamos a dejarle tomar tierra, y cuando haya tomado tierra y hablemos pues ya veremos lo que hacemos", dijo Cardenal. Éste añadió: "Si no me lo pide, a lo mejor se lo pido yo a él, y a lo mejor me lo pide y yo le digo que no".

Salinas, de 57 años, tras el acto de la jura, en la que fue apadrinado por el teniente fiscal José María Luzón, declaró estar contento, pero declinó hacer manifestaciones sobre la posible investigación.

Filesa y Piqué

El nuevo fiscal jefe Anticorrupción es fiscal del Tribunal Supremo desde 1989. Entre los asuntos que le han correspondido ante ese órgano destaca el caso Filesa, sobre financiación irregular del PSOE. Ocho de los doce acusados fueron condenados en 1997 a penas de prisión entre seis meses y 11 años por constituir una trama ilegal de empresas pantalla para financiar ilegalmente al PSOE, a través de la cual recaudaron unos mil millones de pesetas (seis millones de euros).

Salinas fue también uno de los dos fiscales que votó en contra de que se pidiera la citación como imputado del ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, en el caso Ertoil.

Entre los otros fiscales jefes que también juraron sus cargos destaca Pilar Fernández Valcárcel, primera mujer que accede a la cúpula de la carrera fiscal, y que estuvo apadrinada por José Aranda. Fernández Valcárcel, que accede a un cargo de nueva creación como fiscal jefe de Sala del Supremo, fue también la primera mujer que accedió a la Fiscalía del Tribunal Supremo, en 1993.

Luis Navajas, que hasta ahora era fiscal jefe en San Sebastián y fue autor del informe Navajas sobre corrupción y narcotráfico en el País Vasco, también ha accedido a un cargo de nueva creación de fiscal jefe de Sala del alto tribunal. Su padrino en el acto de la jura fue Eduardo Torres Dulce.

También juraron ayer sus cargos el nuevo jefe de la Inspección fiscal, Rafael Valero, apadrinado por Jesús Bernal, y el nuevo jefe de la secretaría técnica de la Fiscalía del Supremo, Manuel Marchena, cuyo padrino fue Fernando Herrero Tejedor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de julio de 2003