Torres Hurtado da puestos de confianza a policías con altos índices de absentismo

Los escoltas del alcalde estuvieron 163 días de promedio de baja en el mandato del PSOE

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, ha designado para su escolta personal y la del delegado de Policía Local a agentes que durante el mandato del socialista José Moratalla permanecieron de baja entre 150 y 200 días de promedio. El caso más llamativo entre los policías que se han recuperado tras la victoria del PP corresponde al agente 314, E. G. M., que en 4 años sumó 1.322 días de baja. Ahora será el conductor del nuevo superintendente de la policía.

La Policía Local granadina se ha caracterizado por arrastrar uno de los mayores índices de absentismo del país. Algunos responsables no se explican la sorprendente recuperación de los agentes que acumularon más jornadas de baja por enfermedad durante el mandato del socialista José Moratalla. La recuperación se ha dado en dos sentidos: el de la salud y el del ascenso profesional.

Los cuatro nuevos escoltas del alcalde (los agentes números 437, F. O. R.; 505, R. P. A.; 450, J. L. C. M.;, y 443, J. G. F. F.) permanecieron durante el mandato del anterior equipo de gobierno de progreso 166 días de promedio de baja por enfermedad. El primero de ellos. F. O. R., sumó durante los últimos cuatro años 216 días de baja, de los cuales 101 correspondieron al año 2000, seis meses después de que fuera elegido alcalde de la ciudad el socialista José Moratalla. J. L. C. M. y J. G. F. F., por su lado, estuvieron ausentes por indisposición con respaldo médico 152 y 153 días en el mismo periodo.

Los dos agentes locales que José Antonio Balderas, nuevo concejal delegado de Tráfico y Seguridad Ciudadana ha escogido para su vigilancia personal, coinciden con el mismo patrón. El agente G. C. M., con número de placa 285, estuvo 111 días de baja y su compañero J. M. J. A. 224.

Pero entre los nuevos cargos de confianza rescatados por el equipo de gobierno de Torres Hurtado, la persona que bate todas las marcas de baja por enfermedad es E. G. G., que entre 2000 y 2003 acumuló 1.322 días. En el primer año tras la victoria de la coalición de progreso en las elecciones municipales E. G. G. estuvo 274 días ausentes, pero fue en 2001 cuando su salud emperoró hasta necesitar 363 días de baja de los 365 del año en curso. En 2002 permaneció en la misma situación 230 días y en lo que va de éste 181.

El nuevo superintendente de la Policía granadina, Luis Viciana, elegido tras la profunda remodelación de la cúpula policial ordenada por Torres Hurtado, no dudó en escoger a E. G. G. como su conductor.

No han sido éstas los únicos restablecimientos de salud tras un largo periodo de absentismo. El agente número 58, F. J. B. S., que dirigió la carga contra los 4.000 jóvenes que celebraban el año 2001 la fiesta de la primavera, lo que originó numerosas denuncias por agresiones aún pendientes de juicio, estuvo de baja 274 días. Aunque la cifra es alta necesitó menos convalecencia que su esposa, la agente 342, M. J. A. F., que se no acudió a trabajar en 697 jornadas. F. J. B. S. es en la actualidad oficial de las patrullas de barrio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 27 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50