La Cruz Roja ve "infrahumano" el trato a los inmigrantes encerrados en Tarifa

Cuarenta personas están retenidas en Las Palomas desde el sábado

El coordinador de inmigración de la Cruz Roja de Tarifa, Juan Antonio Fernández, criticó ayer con dureza la situación en la que están recluidos 40 extranjeros indocumentados en las instalaciones del antiguo acuartelamiento de la Isla de Las Palomas, en Tarifa.

"Las condiciones en las que estas personas permanecen desde el pasado sábado son infrahumanas, ya que se encuentran encerradas en un antiguo barracón del cuartel que se ha dividido en habitáculos de unas 20 personas", dijo.

Las escasez o la inadecuación de los medios disponibles frente a la llegada de extranjeros de manera ilegal a España por la costa gaditana ha quedado evidente tras la detención el pasado sábado de más de 158 inmigrantes en esas costas.

En concreto, de estas personas, 53 procedían de países del área subsahariana, por lo que no se les expulsa del país, sino que tras su identificación -que suele ser un proceso bastante largo y complejo- son puestos en libertad. Mientras tanto, estas personas permanecen retenidas bien en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Algeciras o en el acuartelamiento de Las Heras, más preparado.

En lo que se refiere a los marroquíes, suelen ser expulsado a su país de manera casi inmediata, aunque también hay que identificarles. Ambas situaciones han colapsado los medios materiales destinados en estos momentos a tratar con el fenómeno de la inmigración.

Dormir en el suelo

"En cada una de estas habitaciones sólo hay un servicio y no existen camas, por lo que los inmigrantes, mujeres y niños incluidos; tienen que dormir en el suelo sobre unas finas colchonetas y las mantas que les facilitamos", se quejó Fernández, quien pidió una solución a las carencias que se sufren en la zona a la hora de atender a los inmigrantes.

"Desde el pasado jueves, no tenemos médico, porque el que había está de baja, y hoy hemos tenido que trasladar al Hospital Punta Europa a un varón por inflamación en la zona genital y a una mujer embarazada de cuatro meses, que tenía dolores abdominales".

En el día de ayer -en el que se registraron temperaturas de entre las mas elevadas del verano en la provincia de Cádiz- eran nueve los voluntarios que se encargaban de atender a los 18 hombres, las 20 mujeres y los dos bebés que aún permanecían en la Isla de Las Palomas. "De estas nueve personas, cinco son estudiantes de medicina de Valladolid, que se encuentran echando una mano estos días", puntualizó Fernández, que aseguró que esta situación ha sido comunicada por escrito, en varias ocasiones, tanto a la asamblea provincial como a la nacional de la Cruz Roja y al Ministerio de Sanidad, a través de Sanidad Exterior.

Por otro lado, la Guardia Civil interceptó en la tarde de ayer a un total de 24 inmigrantes indocumentados de origen subsahariano, entre ellos seis bebés, cuando intentaban desembarcar procedentes de una patera en la zona de acantilados Piedra Aislá, en la localidad gaditana de Barbate, informa Europa Press.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción