Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Artistas e intelectuales censuran a Mas por decir que Maragall sufre 'delírium trémens'

Pujol asegura que ha padecido más agravios que el líder del PSC y le vuelve a descalificar

Contra la injuria. Ése es el indicativo título de un manifiesto que dieron a conocer ayer una treintena de artistas e intelectuales de diferentes tendencias en el que recriminan al conseller en cap, Artur Mas, que insultara a Pasqual Maragall diciendo que sufre delírium trémens y piden a los políticos que eviten las "descalificaciones personales". Ayer Pujol recuperó ese tono insultante contra el líder del PSC, al que calificó de "caprichoso", "acabado" y "poco de fiar".

Entre los firmantes del manifiesto figuran el arquitecto Oriol Bohigas, el profesor Manuel Castells, el médico Santiago Dexeus y el catedrático Fabià Estapé. El texto también lo han suscrito el escritor Eduardo Mendoza, el músico Antoni Ros Marbà y los cantantes Joan Manuel Serrat y Marina Rossell. Los firmantes explican que "votan opciones electorales diferentes", pero precisan: "Conocemos desde hace años a Maragall", por lo que, consideran que la afirmación de Mas de que el líder del PSC padecía delírium trémens "no sólo es una injuria, sino una infamia". En opinión de los artistas e intelectuales, los insultos de Mas son "la culminación de la frecuente utilización del insulto y la descalificación personal como arma política". Esa actuación, se afirma en el manifiesto, rompe con la "capacidad de diálogo y las buenas maneras" que han caracterizado siempre la vida política catalana.

Por ello, el manifiesto hace un llamamiento a los dirigentes políticos catalanes para que "ejerzan la crítica a sus adversarios con argumentos políticos y no con descalificaciones personales". Ésa sería la manera, aseguran, de "evitar caer en el clima de crispación y de falta de diálogo que ha caracterizado en los últimos años la vida política española, coincidiendo con la aparición de José María Aznar".

"Respeto a las personas"

El manifiesto concluye afirmando que "el respeto a las personas, el diálogo y la tolerancia han de prevalecer siempre en democracia y es esencial que se mantengan en Cataluña para garantizar la cohesión social y nacional del país".

Entre la treintena de firmantes también figuran los escritores Josep Maria Casetllet, Jordi Coca y Antoni Puigverd; las actrices Rosa Novell y Rosa Maria Sardà; los editores Xavier Folch y Jordi Herralde, y los arquitectos Manuel Solà Morales, Federico Correa, Alfonso Milà y Beth Galí. También suscriben esa declaración la bióloga Anna Veiga, el filósofo Xavier Rubert de Ventós, el notario Juan José López Burniol, el cineasta Pere Portabella y los profesores Jordi Sánchez y Dolors Folch. La relación de firmantes se completa con los médicos Moisés Broggi y Joaquim Ramis; los catedráticos Anton Costas y Lluís Izquierdo; la crítica de arte Glòria Moure; Francisco de Sert, conde de Sert, y el periodista Miquel Sellarés.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de julio de 2003