General Motors suprimirá 600 empleados en sus plantas de Brasil

El grupo General Motors, primer fabricante mundial de automóviles, ha anunciado que suprimirá 600 puestos de trabajo en dos de sus plantas situadas en suelo brasileño, tras no alcanzar un acuerdo con los sindicatos para reducir la producción y los salarios ante la caída de la demanda.

En concreto, la multinacional estadounidense eliminará 450 empleos en la planta de São José dos Campos, cerca de São Paulo, que cuenta con una plantilla de 10.000 trabajadores y estudia suprimir otros 150 puestos de trabajo en la fábrica de São Caetano do Sul, en la misma región.

La decisión de General Motors se produce después de que el sindicato de Metalurgia rechazara una propuesta de la empresa para cesar la producción durante seis meses, periodo en el que reduciría al 80% el salario de sus trabajadores. Los fabricantes de automóviles instalados en Brasil atraviesan por una situación de crisis derivada de la caída de la demanda. Así, Volkswagen anunció recientemente la supresión de casi 4.000 empleos en su filial brasileña, hecho que ha sido contestado por parte de los sindicatos. El presidente del sindicato del metal, José López Feijóo, dijo ayer que no aceptará que la firma rompa el pacto suscrito de mantener el empleo hasta 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de julio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50