Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta rechaza un PGOU de Marbella que preveía una ciudad de 600.000 habitantes

Julián Muñoz admite que era "una masificación brutal" y promete consensuar uno nuevo

En Marbella no caben 600.000 habitantes. Es la conclusión a la que llegó ayer la Comisión Provincial de Urbanismo de Málaga, tras denegar por tercera vez y definitivamente la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) iniciada por Jesús Gil cuando llegó a la alcaldía hace 12 años, y que implicaba la recalificación de suelo para más de 100.000 nuevas casas. El actual alcalde, Julián Muñoz, admite que se trataba de "una masificación brutal" y se comprometió a encargar una nueva revisión de inmediato, que ahora pretende "consensuar con la Junta de Andalucía".

En Marbella había en 1991, cuando llegó Jesús Gil a la alcaldía, 49.000 viviendas, la mitad de primera residencia. En 1999, eran 75.000, de las que 35.000 eran de principales. Desde entonces se ha estado construyendo a razón de 13.000 viviendas anuales, lo que significa que hoy hay 127.000 viviendas, que con el nuevo PGOU se podrían duplicar. El plan denegado ayer por la Junta preveía una reserva de suelo para mantener el ritmo actual durante al menos diez años, hasta llegar de los 120.000 habitantes actuales a unos 600.000, con un parque de unas 170.000 viviendas. El propio alcalde considera exagerado este planteamiento y califica de "locura" el enfrentamiento institucional que el Ayuntamiento libra desde hace 12 años con la Junta. Ahora se muestra "dispuesto a cumplir con la legalidad y a consensuar el nuevo plan".

El presidente de la Comisión de Urbanismo y delegado de la Junta, Luciano Alonso, destacó que la tercera revisión del plan -que ya fue rechazado el 10 de julio de 1998 y el 30 de octubre de 2000- "no tiene modelo de ciudad y vulnera la legislación forestal y de ordenación del territorio". El delegado de Urbanismo, José María Ruiz Povedano, destacó dos argumentos contra la aprobación de este plan: "La pérdida de equipamientos y zonas verdes sobre lo que el propio plan contemplaba en 1993 y el aumento importantísimo de la edificabilidad". La nueva propuesta del Grupo Independiente Liberal (GIL) aumenta en 3,12 millones de metros cuadrados de techo construido su planteamiento de 1998.

"El esqueleto del plan no se sostiene, porque no hay equipamientos, ni viales, para una ciudad de 450.000 habitantes como la propuesta en 1998, ni para los casi 600.000 que se planteaban ahora", añadió Ruiz Povedano. El plan rechazado en 1998 preveía la recalificación de 29 millones de metros cuadrados, entre ellos 11 millones de suelos forestales protegidos por su alto valor ecológico. "En esta última revisión se planteaba el cambio de calificación de 26 millones de metros, entre ellos ocho millones de suelo forestal", precisó el delegado.

La directora general de Urbanismo de la Junta, Mercedes Izquierdo, subrayó que "el único PGOU vigente en Marbella en estos momentos es el de 1986, según la doctrina que está aplicando el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que ya ha atendido una docena de reclamaciones de la Junta para suspender cautelarmente licencias de obras emitidas por el Ayuntamiento de acuerdo con un supuesto plan de 1998, que no existe". El Gobierno autonómico ha presentado unas 200 denuncias por la vía contencioso administrativa contra licencias concedidas en Marbella que considera ilegales. Desde la llegada al poder del GIL en 1991, el equipo de gobierno ha firmado centenares de convenios urbanísticos, sin tener en cuenta el plan general. La Junta llegó a contabilizar 350 convenios. Julián Muñoz reconoce que tampoco sabe el número preciso. La directora general manifestó que la Junta está dispuesta a colaborar en la redacción del nuevo PGOU, que debe adaptarse a la reciente Ley autonómica de Ordenación del Territorio, aunque los ayuntamientos tienen hasta 2007 para hacerlo.

En la reunión de la Comisión estuvieron ausentes los representantes del PP y del Gobierno. El alcalde de Nerja no acudió "porque tenía obligaciones municipales que atender", según fuentes populares. La Subdelegación del Gobierno explicó que sus dos representantes están de vacaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de julio de 2003