Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La arrolladora energía de Iggy Pop abre en Mallorca Isladencanta

La isla reúne durante dos días más de veinte actuaciones

Isladencanta ha alzado una carpa y un escenario en la periferia de Palma, frente al cementerio, en la entrada del tanatorio, justo al lado del viejo manicomio. Entre estas fronteras, en el campo polideportivo de San Fernando retumbará hoy, y cerca de la una de la madrugada, la arrolladora fuerza de Iggy Pop, una de las estrellas del festival que pretende asentarse como la gran apuesta musical internacional del verano de Mallorca.

El certamen que busca una oferta de calidad, del pop al rock duro, en dos veladas, reunirá más de veinte actuaciones, sucesivas, sin solaparse, en dos estrados. Entre los grupos y cantantes internacionales destacan Supergrass, Primal Scream, Rinôçerôse. Las bandas isleñas, Sexy Sadie, The Nash y Zinedines, figuran junto a los consolidados Deluxe, la Mala Rodríguez, Ojos de Brujo y Los Planetas, que muestran el carácter ecléctico del programa.

La organización ha buscado atraer clientela de la península y del Reino Unido. De las seis mil plazas de aforo, ayer se habían cubierto ya 2.500 en la venta previa; los precios de abono oscilan entre 35 y 65 euros. La entrada por día cuesta 40 euros. La organización confiesa un presupuesto de más de 1,2 millones de euros, más de la mitad destinada a los grupos y montaje.

"No nos hemos querido especializar y de ese modo ceñirnos a ser alternativos e independientes. Nos hemos abierto al rock más o menos duro, el tecno y el hip-hop", explica Joan Carles Abiñarro de Fona artists. El programador es el inglés Barnaby Bowles. La convocatoria que llega a su tercer año ha buscado un nuevo ámbito, alejado de los movimientos ajenos a las grandes industrias en la que se resaltaba la hegemonía de los dj's. Eso sí, sin mudar el nombre ni asumir las deudas que se arrastran de las casi heroicas primeras ediciones que impulsó el productor Toni Pla.

Isladencanta nació en 2001 entre montañas en el pueblo mallorquín de Esporles, con acampadas en el valle. Luego emigró a las cercanías de la playa de Santa Ponsa en el poderoso Calvià, y al tercer año ha varado en la capital balear. Un barco con varios centenares de pasajeros aficionados zarpó anoche desde Barcelona. La notable difusión publicitaria del certamen en oficinas turísticas se ha acentuado con anuncios en televisión y en prensa en España, donde la marca de cerveza patrocinadora ha usado el evento de trampolín y pantalla. En Internet se ha facilitado un notable sistema de información y venta de entradas.

Superados con creces los 50 años, James Newell Osterberg (Michigan, 1947) sigue llamándose Iggy Pop, un superviviente del punk, de los Stooges de finales de los sesenta. Protagonista duro y crudo de unos tiempos que consumieron "bebiendo, peleando y haciendo el estúpido", el artista que ama el sol y la playa -se instaló a vivir en Miami- indicó que "el rock and roll necesita representar o reflejar una cultura real, más que un asunto de destreza".

Iggy Pop es un radical que no le hace ascos a que lo integren en el sistema. "Yo no soy de esos que se rasgan las vestiduras porque su música suene en anuncios de publicidad. Yo sólo digo: '¡Guau! ¡Mis canciones suenan para mucha gente!' Eso significa que no estoy tan loco", manifestó durante una entrevista en 2001.

Manu Chao

"Corre un rumor que no negamos: que puede aparecer por sorpresa en el festival Manu Chao y, como suele hacer, actuar en una sesión casi clandestina", comentó Joan Carles Añibarro. "Chao fue nuestra primera apuesta para cabeza de cartel pero está grabando y no pudo ser anunciado", dijo.

El hijo del periodista Ramon Chao -con casa en Mallorca- actuó el 11 de septiembre de 2001 en Palma, horas después del ataque a las Torres Gemelas de Nueva York. En su concierto se recaudaron fondos para el colectivo proteccionista GOB (Grup de Ornitología Balear).

En Isladencanta un mercadillo verde, de camisetas, símbolos y comestibles, solidario y alternativo, se ubicará en la entrada. Es para conmemorar la madurez y las canas después de 30 años de combate de los pioneros ecologistas del GOB. "Seremos los teloneros", dice su presidente, Macià Blázquez.

Una hamaca de playa de lona, estilo tumbona años 60, es el icono del cartel del festival, arrasado en otros anuncios por el tapón y la botella de la marca de cerveza que "ha comprado" la imagen y parte del nombre del evento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de julio de 2003