Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid tendrá nuevas elecciones tras fracasar la investidura de Simancas

Rafael Simancas no logró ayer la investidura. Como había pedido, los dos diputados tránsfugas le negaron su voto y, con su abstención, dejaron al candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid en minoría frente al PP, por 54 votos frente a 55. Si se mantienen las posiciones, el resultado tampoco bastará el lunes para que el socialista consiga mayoría simple. Serán los ciudadanos los que zanjen la crisis acudiendo de nuevo a las urnas, probablemente en octubre. En el debate, Simancas insistió en que una trama de intereses inmobiliarios amparada tras el PP ha tratado de burlar el resultado del 25-M a golpe de talonario de cheques. La portavoz del PP, Esperanza Aguirre, le acusó de escudarse en la supuesta trama para ocultar una guerra interna en la Federación Socialista Madrileña (FSM). En las dos ocasiones en que tomó la palabra el tránsfuga Eduardo Tamayo abandonaron el hemiciclo los diputados del PSOE e IU y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, del PP.

El aspirante socialista asegura que no tiene "estómago" para aceptar el voto de los tránsfugas

Aguirre acusa a su adversario de escudarse en una supuesta trama para negar la crisis de la FSM

Tamayo y Sáez se abstienen e impiden que el candidato del PSOE tenga mayoría absoluta

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de junio de 2003