Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça devuelve a Mendieta al Lazio

El equipo catalán también descarta a Sorín y negocia la mejora de contrato de Motta

De pieza clave a jugador prescindible. No ha pasado un año y Mendieta, hombre prioritario para el Barça de Van Gaal, retorna al Lazio. Su suerte estaba echada. La nueva directiva barcelonista, con el viento en contra por la deteriorada situación económica del club y la desfavorable coyuntura que asola al fútbol en general, devuelve al centrocampista vasco a su equipo de origen, el Lazio. La cesión por una temporada le ha costado el ojo de una cara al Barcelona. Mendieta ha percibido 4,8 millones de euros y el club azulgrana tendrá que pagarle además al Lazio 5,4 millones más.

Según los términos establecidos por el contrato acordado por el ex presidente Joan Gaspart y el club italiano, para hacer efectiva la opción de compra de los derechos del jugador el Barcelona hubiera tenido que abonar 24 millones de euros. El paso de Mendieta por el club azulgrana ha sido tan fugaz como discreto. El jugador vasco, de 29 años, ha disputado 49 partidos con la camiseta azulgrana, 33 de Liga, 15 de Liga de Campeones y uno de Copa y ha marcado seis goles, cinco en la Liga y uno en la Copa.

"Sólo le he deseado mucha suerte y le he agradecido el año que ha hecho, su esfuerzo personal y profesionalidad. El resto son cosas técnicas y se ha decidido que no continúe", explicó ayer Txiki Begiristain, director deportivo del Barcelona.

El club azulgrana tampoco hará efectiva la opción de compra del lateral izquierdo Juan Pablo Sorín. El Cruzeiro, club de procedencia de Sorín, cobró 600.000 euros por la cesión y ahora percibirá 300.000 euros más, cifra con la que está penalizado el Barcelona por no hacer efectiva la cláusula de compra que ascendía a 7,7 millones de euros. Sorín llegó al Barcelona con ocasión del mercado invernal y ha disputado sólo 15 partidos debido a que no estaba inscrito en la Liga de Campeones y a que ha sufrido varias lesiones. Además, Sorín ocupaba una plaza de jugador extracomunitario.

El ajetreo es constante en las oficinas del club barcelonista. Otro de los que ayer pasaron por ellas fue el representante del italo brasileño Motta. El zurdo centrocampista de la cantera azulgrana tiene dos años más de contrato pero su ficha anual es una de las más bajas de la plantilla y acaba de recibir una importante oferta del Milan. Motta, de 20 años, tiene una cláusula de rescisión de 12 millones de euros. El Milan le ofrece un contrato por tres años y una ficha anual de 1,2 millones de euros anuales. La mejora de la ficha de Motta supondría otra merma para la planificación económica y deportiva de la nueva directiva que prevé una importante reducción de la masa salarial. Existen otras rémoras como los pagos de los últimos plazos por el fichaje de Vítor Baía, el portero que hace ya varias temporadas regresó al Oporto.

Según las estimaciones de la directiva, el Barcelona ha pagado esta temporada unos 103 millones de euros en concepto de personal y jugadores. El proyecto económico de la junta que preside Joan Laporta pasa por reducir esa partida en 30 millones de euros. El Barcelona continúa pendiente de la respuesta de Cocu a la propuesta de renovación que se le hizo el pasado lunes e igualmente espera renegociar el próximo martes el contrato de Kluivert a la baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de junio de 2003