Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía alemana se estancará este año, según el Instituto Ifo

El paro subirá a 4,9 millones de personas

El Instituto de Investigación Económica de Múnich (Ifo) pronostica el estancamiento total de la economía alemana para 2003, con un crecimiento cero y un aumento del número de parados hasta alcanzar los 4,9 millones a fin de año. De forma casi palpable lo expresó el director del Ifo, Hans-Werner Sinn: "Da igual como evolucione la coyuntura. Somos y seguiremos los últimos".

Que la locomotora no arranca se ha convertido ya en un tópico, confirmado un día sí y otro también. Ahora le ha tocado el turno al Ifo de Múnich, que rebaja sus previsiones del mes de abril, cuando anticipó un crecimiento para este año de un 0,5% y un 1,8% para el próximo. Ni siquiera se alcanzará a ese mínimo porcentaje. Ifo constata el estancamiento de la economía alemana para 2003 y un alarmante incremento del número de parados, que estima puede llegar a 4,9 en los meses de invierno. La media anual de parados oscila en torno a los 4,45 millones.

Patético resulta el dato de que la tasa de crecimiento del producto interior bruto (PIB) para el año próximo, que Ifo ha rebajado del 1,8% al 1,5%, se deberá en buena parte a que en 2004 varias fiestas caen en fin de semana y eso incrementa el número de días laborables. El efecto de estos días de más trabajados supone nada menos que un 0,6% del crecimiento del PIB. Esta cifra viene a dar la razón al superministro federal de Economía y Trabajo, el socialdemócrata Wolfgnag Clement (SPD), quien estos días ha levantado una enorme polvareda con su propuesta de reducir las fiestas en Alemania. Si no se considera el efecto de los festivos, el crecimiento para 2004 sería sólo un 1%. Las causas del estancamiento de la economía las centran en la escalada de la cotización del euro, los problemas de los bancos alemanes y los déficit estructurales de Alemania.

Sinn se manifiesta contrario al adelanto de la reforma fiscal, que para muchos se ha convertido en la panacea para la renqueante coyuntura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de junio de 2003