Perales anuncia la implantación de unidades policiales de atención al turista

El consejero de Gobernación de la Junta, Alfonso Perales, anunció ayer en Málaga la implantación en los municipios turísticos andaluces de unidades de agentes especializados en la atención a los turistas. Los cursos de formación para los agentes de Policía Local y de la unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta de Andalucía comenzaron el año pasado, y durante este mes se ha ofrecido un nuevo curso a un centenar de agentes.

Perales explicó que los policías que realizan los cursos profundizan en el conocimiento de idiomas y en la legislación relativa al turismo. Inicialmente comenzarán a prestar servicio en los municipios turísticos de la Costa del Sol, y posteriormente se cubrirán los destinos de vacaciones de la provincia de Cádiz, aunque Perales reconoció que "aún no está concretada la fecha en que empezarán a prestar el servicio".

"Queremos que sea una implantación gradual. Una vez cubiertas las necesidades de Málaga y Cádiz se dotarán los municipios turísticos de otras provincias, como Huelva", comentó el consejero, que indicó que los agentes llevarán en su vestimenta un distintivo visible que les permita ser reconocidos por los visitantes foráneos.

Perales añadió que el hecho de incluir a agentes de Policía Local en los cursos de formación se debe a "la necesidad de dotar a los municipios de personal especializado, ya que los policías adscritos a la Junta actualmente no son muy numerosos y que en todo caso sus funciones se complementan".

Una presencia disuasoria

El consejero de Gobernación subrayó que la implantación de la policía turística "no obedece en absoluto al hecho de que los turistas sufran más delitos que el resto de los ciudadanos autóctonos; no queremos que la puesta en marcha de este servicio genere un efecto de alarma social al respecto. Se trata de todo lo contrario. Es una presencia disuasoria que en todo caso contribuirá a aumentar la sensación de seguridad que nos consta que ya tiene el visitante extranjero en nuestros destinos turísticos", argumentó.

El consejero, en todo caso, destacó que la tasa de criminalidad en provincias como Málaga "experimenta unos descensos casi imperceptibles, lo cual nos preocupa mucho, porque en Málaga la media de delitos es superior a la de Andalucía y España". Perales criticó al respecto la política de seguridad ciudadana del Gobierno central, al que culpó de la carencia de agentes en todas las comisarías de la provincia. "Desde 2000, en Málaga se han perdido 500 policías. De hecho, ahora hay menos agentes que en 1996", apuntó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50