Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Aulas

Educación mantendrá abiertos en julio los centros del plan de apertura para actividades extraescolares

Está claro que en julio no hay clases. Pero la Consejería de Educación mantendrá abiertos en dicho mes los 740 centros escolares que han estado incluidos en el Plan de Apertura. Mercedes González, presidenta de la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Codapa), que aglutina a 2.204 colectivos en la comunidad, animó a las asociaciones de padres que no lo hayan hecho a que organicen actividades extraescolares durante el verano, al menos durante julio, que es el mes en el que Educación "garantiza la contratación del servicio de vigilancia" y la apertura del centro.

Aunque no hay datos concretos, González aseguró que algunos de los centros acogidos al plan ya cuentan con actividades para el verano, aunque precisó que en la mayoría de las provincias "se hace poco, cada vez menos". No hay un criterio fijo para que las administraciones locales y provinciales organicen actividades veraniegas. En multitud de casos los ayuntamientos han dejado de organizarlas para que sean las propias asociaciones de madres y padres las que se encarguen. No obstante, la mayoría de diputaciones ofrecen actividades deportivas.

La responsable de Codapa puso como ejemplo la provincia de Málaga, "en la que se organizan actividades para el verano incluso en los centros que no están en el plan de apertura", explicó González. En el caso de la capital malagueña el ayuntamiento ya dejó de organizarlos. "La demanda está ahí porque hay familias que acuden a empresas privadas que organizan campamentos o escuelas de idiomas", afirma González. Estas actividades son organizadas por las mismas empresas que imparten clases durante el curso o por fundaciones y cajas de ahorro, como las colonias de verano.

Estas actividades se realizan fuera del centro, pero González anima a que las asociaciones las organicen en los propios centros para poder abaratar los costes a las familias que no puedan permitirse enviar a sus hijos a campamentos privados. Las actividades costarían entre 9 y 12 euros al mes por cada actividad y alumno, mientras que las APA subvencionarían el material.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 2003