Un filósofo repasa la intrahistoria de Málaga en una guía novelada

Las guías turísticas suelen ayudar a deambular por una ciudad parándose ante los edificios y monumentos notables. Antonio Pascual, malagueño, profesor de Filosofía y amante de todo género de curiosidades históricas, ha querido ir un poco más allá, y transmitir también algo del poso humano de calles, plazas y esquinas, a través del libro Memorias de Málaga, guía urbana y guasona de la ciudad (BmmC Editores), recientemente publicado.

El libro, a caballo entre la realidad y la novela costumbrista, ofrece una serie de rutas de paseo por el centro de Málaga en las que el lector-paseante descubrirá desde el significado del nombre de determinadas calles hasta edificios ya desaparecidos que han dejado su impronta en la personalidad de la urbe.

Los personajes que actúan como guías en el paseo son humildes modistillas, vividores con más o menos suerte, gente humilde que pobló o pudo poblar el centro histórico de Málaga en una época no muy lejana en que las callejas aledañas a Carreterías eran siempre bulliciosas. Tabernas y garitos, buenos bares de tapas actuales o desaparecidos, talleres artesanales y casas de vecinos comparten protagonismo con monumentos más reseñables. El tratamiento literario despide guasa y nostalgia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 22 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50