Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

René Touzet, compositor y pianista cubano

El pianista y compositor cubano René Touzet, autor de más de quinientas canciones y boleros inmortales como La noche de anoche, Estuve pensando y Me contaron de ti, murió el domingo a la edad de 86 años en la ciudad de Miami debido a complicaciones cardiacas.

Nacido en el poblado habanero de Cojimar, Touzet inició temprano su carrera musical. Estudió en La Habana con los maestros Pérez Sentenat y Joaquín Nin, y a la edad de 16 años ganó el prestigioso primer premio del conservatorio Falcón. Muy pronto creó su propia orquesta, con la que se presentó durante años en el hotel Nacional de La Habana, hasta que en 1946 se unió a la de Enrique Madriguera en Estados Unidos. Enseguida se trasladó a Hollywood y creó su propio combo, los Cha Cha Rhythm Boys, con el que grabó varios discos. Tocó también con las orquestas de Xavier Cugat y Desi Arnaz.

Desde los años cuarenta, sus composiciones fueron interpretadas en Cuba por los cantantes y músicos más famosos, desde Olga Gillot a Bola de Nieve, de Fernando Álvarez a Elena Burke. Una de sus canciones inolvidables, No te importe saber, que dice aquello de "no te importe saber / que mi boca / besara otra boca una vez, / pues no hay huellas / ni existen recuerdos / que no borres tú", fue popularizada por Frank Sinatra, que la cantó en inglés como Let me love you tonight. Otra de sus obras famosas, El loco cha-cha-chá, fue inspiración del Louie Louie que Richard Berry compuso y llevó a la fama.

Las composiciones de Touzet fueron precursoras y banderas del movimiento del feeling, que en la década de los cuarenta revolucionó el panorama musical de la isla, con su forma peculiar de expresar la emoción y el sentimiento en la canción, cultivado por figuras como César Portillo de la Luz, José Antonio Méndez, Ñico Rojas, El Niño Rivera y el pianista Frank Emilio Flyn.

Además de crear e interpretar temas populares, Touzet fue un virtuoso del piano y un músico versátil que compaginó los boleros y el cha-cha-chá con el jazz latino. También fue autor de algunas obras de música clásica.

La muerte de Touzet provocó gran conmoción entre los músicos de la isla. El cantante de Buena Vista Social Club, Ibrahím Ferrer, recordó que "su talento significó mucho para la música cubana". "Fue un pilar, y cada vez que se va uno de estos grandes músicos las cosas no son iguales", dijo Ferrer, de 76 años.

Desde Miami, su hija Olivia Touzet de Martínez aseguró que estuvo escribiendo canciones hasta una semana antes de morir. Su vida, dijo, queda simbolizada en una de sus grandes canciones, Oye, que dice: "Oye, abre tus ojos, mira hacia arriba, disfruta las cosas buenas que tiene la vida".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de junio de 2003