Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puertas blindadas, cerrojos en las persianas y discreción

Los datos de la Comunidad Valenciana suman 3.911 robos, el triple que Madrid, el cuádruple de Murcia (983), doce veces más que Castilla y León... "Tiene su lógica: Alicante (2.075 robos) y Valencia (1.448) tienen los mayores parques de viviendas vacacionales de España, con casas vacías casi todo el año, numerosas urbanizaciones aisladas", según fuentes policiales.

¿Qué se puede hacer para frenar esto? Las empresas de seguridad contestan que lo suyo es tener una buena puerta blindada y una alarma conectada a una central. Éste es uno de los principales negocios de las compañías de seguridad privada, que, no obstante, insisten en que la mayor demanda de sus servicios no se debe tanto al aumento de los robos como al mayor nivel de vida y a la proliferación de chalés, pareados, adosados...

La Policía y la Guardia Civil vienen a decir algo parecido y dan dos tipos de consejos, unos para prevenir los robos y otros para actuar si se es víctima de uno de ellos. Para el primer caso, advierten de que un ladrón, ante dos puertas de un mismo rellano, optará por reventar la más fácil. Para prevenir sugieren la puerta blindada, la instalación de cerrojos en las persianas y, sobre todo, no decir a nadie ni qué se tiene en casa ni cuándo se va a ausentar de la misma.

Y, por si acaso, tener un inventario de los objetos de valor que hay en la casa y, si es posible, con referencias (garantías, cartas de compra) que permitan una rápida identificación en caso de recuperación. Pero si llega a casa y se la encuentra desvalijada recomiendan esto: mantener la calma, no tocar nada, acudir a denunciar y esperar a que lleguen los agentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de junio de 2003