Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ketama y El Canario encabezan el primer Festival Marcha Latina en Madrid

El macroconcierto de salsa se celebrará el sábado 21 en el Pabellón Raimundo Saporta

Ketama (España); José Alberto, El Canario (República Dominicana); Estrellas de Niche (Colombia), y los cubanos Joel Domínguez y su orquesta; Alain Pérez; Paulito FG; Roberto, Van Van; Sixto, El Indio, y Arais. Ése es el lujoso cartel del I Festival Marcha Latina, el próximo día 21 en el Pabellón Raimundo Saporta de Madrid. Seis horas de música para acabar con una carencia: la capital española no tiene, como París, Roma o Amsterdam, una cita latina de gran calibre. Ketama, del foro, lo saben y paran su año sabático para este concierto, único que darán este verano.

Marcha Latina (www.marchalatina.com) pondrá a la venta 5.000 entradas al precio de 25 euros (35, el día del concierto). Las localidades se podrán comprar en la Fnac o en el teléfono 902 152 208; las puertas se abrirán hacia las 17.00 y se prevé que el concierto empiece a las ocho de la tarde y dure unas seis horas.

"Este tipo de festival ya existe en Tenerife, París o Roma, por eso era necesario crearlo en Madrid; para que los españoles y los latinos que viven a este lado del Atlántico podamos también disfrutar de nuestro ritmo", dijo ayer Guillermo Ponce, responsable de la empresa Sandunga y promotor del festival junto a Fernando Labrador (Cadena Dial) y Joaquín Mulén (Tropical FM).

En conferencia de prensa celebrada en el local Calle 54, Ponce añadió que Marcha Latina nace con "la voluntad de implantar un festival anual para la promoción y cruce de culturas con la base de Latinoamérica, pero sin olvidar las bases de la cultura africana, caribeña o cubana".

La calidad de los artistas ha sido, según Ponce, el indicador para la contratación del cartel de este año, "aunque es imposible abordar todos los ritmos y nacionalidades en un solo día". La iniciativa ha sido patrocinada por un grupo de empresas privadas, pero Sandunga espera que esta edición cale en el público y que en las próximas puedan entrar el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid.

Los componentes del grupo colombiano Estrellas de Niche, herederos del Niche que fundó en los años setenta Jairo Varela, explicaron que el grupo se ha renovado mucho desde los años setenta, aunque el público se resiste a que cambien el repertorio. "Siempre nos piden los mismos temas, pero da igual. Nosotros somos la esencia de la salsa, la sutileza y la contundencia".

Anoche se celebró la fiesta de presentación, con la actuación de la banda Kimik. Formado por seis adolescentes gitanos y uno payo, el septeto lo integran Juan José Carmona Reyes, hijo de Juan Carmona, de 15 años (percusión y coros); Carlos Carmona (guitarra), hijo de Carlos Habichuela, de 18; Monti, hijo de Pepe Carbonell, de 16 (bajo); El Popo, hijo de Dolores Carbonell, La Globo (percusión y coros), de 15; Daniel Jiménez, El Melón, hijo del guitarrista jerezano Miguel Jiménez (guitarra); Antonio Montoya (voz), de 17, y Jorge Fernández (batería), de 22.

Una nueva generación de Carbonells, Habichuelas y Carmonas sale a la palestra, los jóvenes ketameros ya no lo son tanto, pero ayer los tres (Juan, Josemi y Antonio) manifestaron su entusiasmo por la primera edición de Marcha Latina. "Será el único concierto que demos este verano, en un año que nos hemos tomado para descansar y tomar el sol", dijo Josemi, que está preparando un disco con Carles Benavent.

Su primo Antonio contó que el espíritu del grupo siempre consistió en mezclar la música latina con el flamenco: "Mi familia eran vendedores, como todos los gitanos; viajaban mucho por Suramérica y siempre traían música. La fusión la teníamos a huevo, pero nos sentimos más cercanos a la música latina tradicional, la de los Fania All Stars y esa gente, que es la más rica del mundo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de junio de 2003