Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía desaloja de madrugada un centro social de jóvenes en Málaga

De madrugada, con un férreo dispositivo de más de 50 efectivos y sin incidentes. Así fue el desalojo de la Casa de Iniciativas de Málaga, un centro social creado por un puñado de organizaciones juveniles en el inmueble que ocuparon hace cinco años en la céntrica calle Postigo de Arance.

El desahucio -autorizado por un juez a instancias de la propiedad del edificio- se debía haber ejecutado a primera hora del martes, pero el encierro de medio centenar de jóvenes y la concentración de unas 100 personas en su apoyo forzaron el aplazamiento. El miércoles, sobre la 1.30 de la mañana -sin políticos ni prensa de testigos- la policía procedió a cumplir la orden judicial. Como los 25 encerrados se negaron a levantar la persiana metálica que bloqueaba la entrada, los agentes hicieron un agujero en la pared a mazazos. "Temblaban hasta los cimientos", apuntó una de las encerradas.

Las calles adyacentes fueron cortadas y unos 40 agentes entraron en tromba al centro social,un edificio deteriorado, en un entorno degradado del casco histórico. Los jóvenes, que minutos antes se disponían a acostarse, se concentraron en el patio. Aunque los encerrados calificaron el despliegue de "desproporcionado y desmesurado", admitieron que no hubo incidentes, ni heridos, ni detenidos. "Fue muy espectacular para asustarnos, pero fue limpio, no hubo violencia, además nuestra resistencia era pacífica", apuntó otro de los encerrados. Todos fueron identificados y el único que no llevaba encima la documentación fue conducido a comisaría y puesto en libertad de inmediato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de junio de 2003