El Árbol adelanta tres meses su reestructuración tras vender 193 tiendas

La cadena, que tiene 550 supermercados, ha reducido su plantilla en 1.700 empleados

Supermercados El Árbol ha dado por culminado su plan de reestructuración con la venta escalonada de 193 supermercados y el ajuste de plantilla de 1.700 empleados, para dejarla en 6.500 trabajadores. El plan, que estaba previsto culminar en septiembre, se ha dado por cerrado ya, según ha señalado Juan Pascual, director general de la empresa de distribución. Pascual ha añadido que el plan de redimensionamiento llevado a cabo permite la viabilidad de una empresa que hace un año se encontraba en "una posición muy difícil y donde peligraban los 8.000 empleos existentes".

El director general ha señalado, asimismo, que ahora se abordará un plan de reaperturas en las zonas en las que realmente la compañía es líder, como son Valladolid, León, Asturias y Salamanca, donde controla más del 25% del mercado. El nuevo crecimiento será muy medido y estudiado. Por contra, se ha decidido retirar su presencia de Castilla- La Mancha, donde se contaba con 29 tiendas muy dispersas y con poco nivel de facturación.

Pascual ha explicado que la firma de supermercados, controlada en la última década por la holandesa Laurus, mantuvo hasta 2002 un crecimiento a base de compras de tiendas "no muy bien medido". En 2002, y ante la crisis que vive, se vende el negocio en Francia al Grupo Casino y en España un grupo de directivos, junto con el fondo CVC Capital Partners, abordan una nueva etapa en la gestión de la empresa. Los directivos asumieron el 20%, y CVC Capital Partners, el 80%.

Nuevo equipo

El nuevo equipo gestor, dice Juan Pascual, se encuentra con una red de 550 supermercados y las ventas a la baja.De los 193 supermercados se han vendido 134 a diferentes grupos del sector. La firma extremeña Líder adquirió 80, la cadena Dia compró 38, mientras que La Despensa compró otros 16. Antiguos empleados afectados por la regulación de empleo han comprado otras 15 tiendas para establecerse como empresarios autónomos. El resto se han cerrado.

De los 1.700 empleados afectados por la regulación de empleo, unos 1.000 se han recolocado en las tiendas vendidas, ya que se han cerrado las ventas respetando la plantilla existente en cada una de ellas, asegura Pascual. Ahora la empresa se encuentra saneada y el resultado bruto de explotación ya es positivo. "Con la actual red de tiendas, un balance saneado y una plantilla de 6.500 personas, la cadena es perfectamente viable. Ahora vamos a reforzar nuestra presencia en las zonas donde somos líderes y abriremos tiendas de entre 800 y 1.000 metros cuadrados.Este año abriremos seis tiendas nuevas y remodelaremos otras ocho", dijo Pascual.

Las ventas del pasado año ascendieron a 780 millones de euros y en el 2003 se llegará a los 700 millones, pero ya con una red mucho menor. La empresa, que compite en el segmento de clientes por el que luchan Caprabo y Ahorra Más, pretende reforzar su presencia en la modalidad de supermercados de barrio. El consejo ha aprobado invertir 18 millones para mejor las instalaciones.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción