Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arenas replica a Rojo que espera que su denuncia "no sea la excusa para dar Álava al PNV"

El secretario general del PP, Javier Arenas, no se dio ayer por aludido ante la denuncia de utilizar de forma partidista el Pacto Antiterrorista, que le formuló a través de una carta, publicada ayer, el secretario general del socialismo alavés, Javier Rojo. Arenas devolvió la denuncia de Rojo contra él al señalar que confiaba que la actitud del líder de los socialistas alaveses, con su denuncia, "no sea una excusa para permitir que la Diputación de Álava la gobiernen los nacionalistas".

Arenas negó que la sistemática crítica que el Gobierno y el PP hacen al PSOE por sus pactos con IU -que en el País Vasco gobierna con el PNV y EA- sea una utilización partidista del Pacto Antiterrorista. El secretario general del PP señaló que "quienes incumplen el pacto son aquellos que están dispuestos a pactar con quienes tienen pretensiones soberanistas", tal y como señala el preámbulo de dicho pacto.

Esta respuesta le abrió el camino para adoptar una actitud amenazante ante Rojo y el PSOE: "Confío en que la actitud de algunos no permita que Álava se vea gobernada por un partido que está profundamente en contra de la Constitución y el Estatuto".

Hace ya una semana que Rojo adelantó que reclamaba, como cabeza de lista del PSOE en las Juntas Generales de Álava, el apoyo del PP para que sea presidente de la Diputación Foral a cambio del respaldo que los socialistas darán al candidato popular Alfonso Alonso como alcalde de Vitoria.

Argumentó que si los constitucionalistas habían ganado en Álava era porque el PSOE había avanzado ya que el PP se ha estancado y el PNV había sido, en esta ocasión, la primera fuerza. De ahí que reclamara la presidencia de la Diputación y responsabilizara al PP de las consecuencias si el candidato del PNV salía elegido por votar el PP y el PSOE a su respectivo candidato.

Arenas insistió ayer en que es el PSOE el partido que debe apoyar al PP en la Diputación de Álava y responsabilizó a Rojo si los socialistas, al votarse a sí mismos, permiten que el PNV gobierne la Diputación Foral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de junio de 2003