Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MODA

Jóvenes diseñadores experimentan con ropa en tres dimensiones

La madrileña Ana Pérez-Hinojosa gana la primera edición del concurso Moda en Red

Todos tenían que haber nacido después de 1971. Todos tenían que tener la nacionalidad o la residencia de la Unión Europea. Y contar con un Pentium III 500 Mhz, tarjeta gráfica aceleradora, DirectX 7 y Windows 98.

Más de 1.000 jóvenes diseñadores se apuntaron al concurso Moda en Red, organizado por los ministerios de Economía y de Ciencia y Tecnología, pero sólo una, una madrileña de 22 años, se llevó el primer premio, de 9.000 euros.

Ana Pérez-Hinojosa, la ganadora, piensa invertir el dinero "en estudios y en todo aquello que pueda ayudar a seguir subiendo profesionalmente".

Los concursantes usaron en la fase final una herramienta de diseño en 3D de la empresa Reyes Infográfica, facilitada por la organización de Moda en Red. Cada participante presentó tres conjuntos: fiesta, abrigo y libre.

El traje regional andaluz

Los diseños que presentó la madrileña son parte de su proyecto de final de carrera y están inspirados en los trajes regionales andaluces. "Creo que tienen un corte favorecedor y los colores son cálidos. El resultado son prendas confortables, de formas sencillas y cómodas, impregnadas de feminidad y calidez", explica Pérez-Hinojosa.

Los bocetos de esta estudiante de estilismo se realizaron por ordenador: "Una vez que te manejas con un programa de diseño o de tratamiento de imágenes, las posibilidades son ilimitadas; sobre todo a la hora de buscar formas o estampados, es más rápido y fácil. Yo no descarto el uso del papel y del lápiz, pero he descubierto una forma de trabajo más gratificante, que no requiere pasar horas buscando un modelo perfecto, y tener la papelera hasta arriba de bocetos y diseños que has ido descartando. Es lo mismo ver el modelo en papel que en una pantalla de ordenador". La joven madrileña asegura que lo que más ilusión le hizo fue ver sus diseños en movimiento por la pantalla del ordenador.

En la fase final de Moda en Red se disputaron el premio 86 finalistas. El jurado, presidido por el diseñador Modesto Lomba, eligió para el segundo puesto a la murciana Rocío Romero, y en tercer lugar al gaditano Jesús Ruiz.

"Sin dudarlo dos veces, prefiero el ordenador a la hora de diseñar, es mucho más rápido y puedes ver con mejor claridad el resultado final de tus diseños", asegura Romero, de 28 años, ganadora de 6.000 euros. La herramienta principal de su colección, aparte del color, fue el uso de las formas geométricas en todos los diseños.

Los modelos de los tres ganadores se pueden ver en una pasarela virtual montada en la web Modaenred.com. La organización no sabe todavía cuándo se convocará la segunda edición de un concurso que pretende fomentar el uso de las nuevas tecnologías entre los estudiantes de moda.

REYES INFORGRAFICA:

MODA EN RED: www.modaenred.com www.reyes-infografica.com

El Bocetador

Cualquiera que imagine una prenda puede describirla en tres dimensiones con el programa Bocetador. "Se puede hacer a través de un software de 3D; el problema es que tardas mucho tiempo en manejarlo. En dos horas, cualquiera puede aprender a utilizar este programa de descripción de prendas", explica Javier Reyes, de Reyes Infográfica.

Los diseños se graban en un formato .PF (Portable Fashion) y se descargan en 3D en el ordenador mediante un visor gratuito. Los finalistas de Moda en Red probaron esta herramienta que se lanzará al mercado en los próximos meses. Todavía no tiene precio de venta. "Bocetador está destinado a la comunicación de moda. El concurso permitió dar a conocer esta tecnología y ayudar a que se desarrollara", explica Reyes. La web Virtual-fashion.com, que están preparando estos días, reúne a medio centenar de jóvenes diseñadores con sus páginas personales, y también secciones sobre moda en tres dimensiones.

Reyes Infográfica es una empresa madrileña que nació en 1999 centrada en la tecnología de la interactividad y la visualización en tres dimensiones. Formada por personas de la antigua REM Infográfica, cuenta con 20 empleados y sus principales clientes provienen de Japón y EE UU.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de junio de 2003

Más información