Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cúpula de CiU sopesa que Trias vaya de número tres en las autonómicas

Duran Lleida descarta formar tándem con el futuro concejal en las elecciones generales

La dirección de Convergència i Unió (CiU) está sopesando que Xavier Trias compatibilice su cargo como concejal en el Ayuntamiento de Barcelona con el de diputado en el Parlament en la próxima legislatura. Trias ocuparía el tercer lugar de la lista de CiU por Barcelona, por detrás de Artur Mas y de Josep Antoni Duran Lleida. Éste, que encabezará posteriormente la candidatura al Congreso de los Diputados, ha rechazado formar tándem con Trias.

La cúpula de la federación nacionalista entiende que Trias debe ocupar un cargo de mayor proyección política y pública si quiere remontar los resultados en Barcelona en las municipales de 2007. Y permanecer cuatro años como concejal de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona, batallando contra un compacto equipo de gobierno, es lo más parecido a una travesía del desierto. En este sentido, un destacado concejal del grupo de CiU señaló ayer a este periódico: "Sería bueno que Xavier Trias compatibilizara dos cargos, pues en la oposición municipal hay poco que rascar. El trabajo que hay que hacer es de contacto ciudadano porque los plenos sólo son una vez cada mes".

La primera posibilidad que se planteó Convergència fue que Trias continuara como diputado en el Congreso, pues hasta las próximas elecciones generales continuará como presidente y portavoz del grupo parlamentario. Esta opción ha quedado descartada por el firme rechazo de Duran Lleida. El líder democristiano concurrirá primero como número dos en las autonómicas de otoño y posteriormente dimitirá para encabezar la candidatura de CiU a las elecciones generales.

Duran aspira a confeccionar una lista al Congreso a su medida y con entera libertad. Los democristianos desconfían profundamente de Trias y le verían como una imposición de la dirección convergente. Además, las relaciones entre Trias y los democristianos en esta legislatura en Madrid han sido tormentosas, hasta el punto de que los diputados de Unió le boicotearon en un pleno del Congreso tras la cumbre de la Unión Europea de Copenhague.

Descartada la opción de Madrid, la dirección de CiU analiza la posibilidad de que Trias concurra a las elecciones al Parlament. Lo haría en el tercer puesto, por detrás de Artur Mas -candidato a la presidencia de la Generalitat- y de Duran Lleida, según comentaron ayer fuentes de la federación.

Pero la decisión no está tomada. Faltan más de cuatro meses para confeccionar las listas y otros dirigentes de CiU aspiran también a ocupar este tercer lugar. Entre ellos el consejero de Política Territorial, Felip Puig. La elaboración de las listas de CiU en Barcelona se presenta muy complicada porque existen muchos candidatos y pocos puestos con la plena seguridad de resultar elegidos si se cumplen los pronósticos de las encuestas.

"Es muy aventurado y prematuro hablar de estas cosas", apuntó ayer un cercano colaborador de Trias. "Primero, porque todavía faltan muchos meses para las elecciones, y segundo, porque si ganamos tendremos que gobernar en coalición y habrá que repartir muchos cargos. Trias nunca ha creído en la acumulación de cargos, y menos si en otoño se dan estas circunstancias. De todas formas, sería conveniente otro cargo de mayor proyección para Trias", agregó.

Xavier Trias, de momento, se va a dedicar plenamente al consitorio de Barcelona y no piensa dar tregua al equipo de gobierno. El concejal ya advirtió de que intentará torpedear el gobierno de izquierdas. Una de las primeras propuestas será someter a votación adoptar la antigua bandera de la ciudad que los nacionalistas han exhibido en esta campaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de junio de 2003