Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:FÚTBOL | 36ª jornada de Liga

El Recreativo cae al pozo

El Sevilla certifica el hundimiento onubense

El Recreativo de Huelva, cuando anoche abrió los ojos, después de otro partido de lucha titánica, de dejarse la piel sobre el campo, de gran coraje y resistencia a la fatalidad, vio que estaba en Segunda. El equipo onubense vivió su drama en Nervión, frente al eterno rival, el Sevilla. La victoria de Osasuna y su propia derrota empujaron el descenso del Recreativo. Por su parte, el Sevilla saltó anoche hacia las proximidades de los puestos de UEFA.

El Recreativo volvió a encarar un partido azuzado por el drama, pero ya eran demasiados encuentros en estas circunstancias. A Raúl Molina, ariete onubense, por ejemplo, las porterías parecen que se le han hecho pequeñísimas: no ve puerta, por favorable que sea el balón en sus botas.

SEVILLA 1 - RECREATIVO 0

Sevilla. Notario; Njegus, Pablo Alfaro, Javi Navarro, David; Víctor, Marcos Vales, Casquero (Torrado, m. 45), Gallardo; Reyes; Antoñito.

Recreativo: Luque; Merino, I. Begoña, Pernía, Espínola; Benítez, D. Camacho, Viqueira, Javi García; M. Bermejo; R. Molina (Gallego, m. 57)

Gol: 1-0. M. 50. Marcos Vales, de tiro seco y raso, a la derecha de Luque.

Árbitro: Undiano Mallenco, del colegio navarro.Amonestó a Diego Camacho y Javi Navarro.

Ramón Sánchez Pizjuán. 20.000 espectadores.

El Sevilla disputó en el primer periodo un partido playero, con un espíritu veraniego y casi vacacional. Los jugadores sevillistas se limitaron en esta parte a ver venir a los adversarios, con orden, con un fútbol aseadito, en la retaguardia, donde Pablo Alfaro sigue siendo una garantía de seguridad en el cruce y en el despeje.

La reanudación significó un cambio de perfil. El equipo sevillista salió espoleado, con un fútbol ambicioso, sabiéndose próximo a su objetivo de luchar por la UEFA. El gol de Marcos Vales, en el minuto 50 dio la llave del partido al Sevilla, pero, sobre todo, abrió un abismo de desmoralización, de tristeza, en el Recreativo.

Los jugadores de Huelva, se notó enseguida, no podían más. Fueron desfalleciendo poco a poco, mientras se palpaba que ya no tenían fuerza para seguir aferrados a Primera. El Recreativo, después de una temporada de lucha sin desmayo, se soltó anoche extenuado de la rama que lo mantenía en Primera. El equipo onubense se hundió en Segunda. Algunos de sus jugadores salieron del campo llorando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003