Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Pero... ¿es posible?

Uno ya está un poco escéptico ante las hazañas de algunos políticos. Pero siempre pensé que guardarían cierto sentido común en los problemas serios. Pues bien, últimamente he leído dos noticias que me hacen pensar lo contrario. Resulta que Bush no contesta cuando le llama el presidente mexicano, Fox. Y otra es que cuando visite Francia se va a ir a dormir a Suiza para demostrar su enfado con Chirac.

Mi nieto, que ahora tiene cinco años, no haría estas estupideces. Creo que con la edad y el puesto que tiene este señor queda invalidado para toda cuestión política, pero, por otra parte, me confirma mi temor de que los tal Rumsfeld y Perle le eligieron muy adecuadamente para hacer con él lo que quisieran. Y así ha sido.

Lo que ya no entiendo es que Aznar se haya embelesado con él. A no ser que lo único que le interese a nuestro presidente sea el dinero o que su mentalidad esté tan deteriorada como la del tal Bush. Porque dicen que Dios los cría y ellos se juntan...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de mayo de 2003