Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CUPÉS, DESCAPOTABLES Y GRANDES BERLINAS | LOS COCHES DE 2003

Deportivos prácticos y grandes berlinas más ligeras

Desde los cupés y descapotables más sugerentes, ahora incluso con motores turbodiésel, al culto por el confort y los avances tecnológicos de las berlinas más exquisitas, que buscan el dinamismo con la reducción del peso. Son los coches más deseados y adelantan las tendencias del futuro.

Minoritarios, pero muy atractivos. Los cupés, los descapotables y las grandes berlinas no son los coches más populares ni alcanzan grandes cifras de ventas, pero despiertan la admiración a su paso y muestran todo el poder de seducción del automóvil. Los primeros aportan los diseños más arriesgados e innovadores que sus fabricantes no se atreven a aplicar en modelos de gran tirada. Y las grandes berlinas estrenan los avances tecnológicos que después, cada vez de forma más rápida, llegan a los coches más asequibles. Pero tanto unos como otros crean tendencias y se acaban convirtiendo en objetos de deseo, aunque inalcanzables para la mayoría.

Deportivos: más prácticos

Los cupés están de moda porque se adaptan al perfil sociológico de los países desarrollados. El retraso en la edad de los matrimonios y las bajas tasas de natalidad han provocado un aumento de los solteros y parejas sin hijos. Y los deportivos, aparte de cubrir las necesidades de transporte, cumplen sus expectativas personales y reflejan la imagen social que buscan sus propietarios.

La oferta de cupés ha aumentado mucho en los últimos años. Sin embargo, los biplazas clásicos de siempre, poco prácticos en el uso diario, conviven ahora con un aluvión de modelos deportivos que no renuncian a la funcionalidad. Todos intentan ofrecer las líneas más atractivas y los diseños más innovadores, pero deben gran parte de su éxito a que aprovechan la base mecánica de otros modelos de gran tirada para reducir los costes de fabricación y tener unos precios más asequibles. Y esto ha permitido aumentar las ventas creando un círculo virtuoso que les hace cada vez más rentables para sus fabricantes.

La tendencia dominante entre los nuevos cupés consiste en buscar la funcionalidad ofreciendo interiores más amplios, unas plazas traseras utilizables y unos maleteros más capaces para poder cumplir como coche único.Además, la última sorpresa de los cupés es la sorprendente llegada de versiones con motores turbodiésel de última generación, algo impensable hasta hace poco en los deportivos. El Peugeot 406 Coupé mostró el camino que después han seguido los Mercedes CLK y BMW Serie 3 Coupé. Y es que las mecánicas de gasóleo han dejado de ser incompatibles con la deportividad.

Los próximos meses van a ser testigos de muchas novedades entre los cupés. Destacan el Nissan 350 Z (octubre), con motor 3.5 V6 de 280 CV y un precio de 37.290 euros. El nuevo Mazda RX8, con mecánica rotativa y una original arquitectura sin pilar central y con cuatro buenas plazas. Y el Alfa Romeo GT Coupé (enero), que tendrá unas tarifas más asequibles. En un escalón superior, BMW prepara un vanguardista Serie 6 para el año 2004, y Audi está a punto de aprobar la fabricación en serie del Nuvolari, un cupé gran turismo de 4,8 metros de largo, con cuatro plazas y un buen maletero, que aspira a ofrecer el mismo sentido práctico que cualquier berlina de su tamaño con una línea más deportiva y sugerente.

Descapotables: más asequibles

Los mismos argumentos sociológicos y comerciales que han provocado el auge de los cupés se pueden aplicar igual a los descapotables. Y aquí la oferta es también muy variada. Entre los modelos nuevos hay de todo, desde los biplazas de siempre con capota de lona, como el nuevo BMW Z4 o el ya clásico Porsche Boxster, a los derivados de modelos populares de gran tirada, como los Peugeot 307 y Renault Mégane Cabrio, e incluso versiones basadas en utilitarios, como el exitoso Peugeot 206 C-C, o los pequeños Smart Roadster. Los primeros mantienen su fidelidad al concepto inicial, y, aparte de presentar las líneas más atractivas, permiten eliminar todo el techo al completo para conducir a cielo abierto. Pero entre los modelos populares se imponen los techos metálicos practicables, que se ocultan en el maletero con sólo pulsar un botón y permiten disfrutar dos coches en uno: cupé en invierno y descapotable con buen tiempo. Son la tendencia dominante con vistas al futuro.

Por lo demás, entre las novedades que se esperan en los próximos meses destacan el pequeño Ford Streetka, los nuevos Peugeot 307 C-C y Renault Mégane C-C y el VW New Beetle Cabrio.

Berlinas de lujo: la exclusividad

Las grandes berlinas de lujo y las de representación son los modelos más exclusivos. Estas dos categorías están dominadas por las marcas de prestigio, casi todas alemanas, aunque Jaguar y Volvo están intentando hacerse un hueco.

Las berlinas de lujo son los coches de los directivos y profesionales con alto poder adquisitivo. Miden entre 4,7 y 5 metros de largo, y la mayoría presentan una línea clásica, con cuatro puertas y maletero separado. Hay modelos de todas las procedencias, desde los altos de gama de las marcas populares -Peugeot 607 y Renault Vel Satis- hasta las berlinas intermedias de los fabricantes de prestigio: Mercedes Clase E, Jaguar S-Type, BMW Serie 5, Audi A6... Y tras la renovación del Clase E le llega el turno ahora al Serie 5, que saldrá este verano, un poco antes que el nuevo Audi A6, que lo hará algo más tarde. Los dos herederán las tecnologías presentadas en sus hermanos mayores: Serie 7 y A8.

La tendencia en esta categoría se centra en reducir el peso, que ha aumentado mucho con las mejoras de equipamiento. Se trata de conseguir modelos más ligeros para potenciar su agilidad y dinamismo. Y el camino pasa por aplicar de forma masiva el aluminio y los materiales ligeros. Además seguirán llegando nuevos turbodiésel más potentes y refinados. Y se están desarrollando nuevos asientos traseros individuales y regulables para conseguir el confort de una butaca. El Opel Signum, la versión superior del Vectra, es un buen ejemplo.

Las berlinas de representación son los coches de serie más exclusivos, los modelos superiores de las marcas de prestigio. Miden alrededor de cinco metros de largo y estrenan casi siempre las últimas tecnologías disponibles. Este año, el protagonismo ha correspondido al grupo VW, con los nuevos Phaeton y Audi A8. Pero hay que destacar la llegada del nuevo Jaguar XJ, con una innovadora carrocería de aluminio que busca primar la deportividad, seña de identidad de la marca británica.

LOS DESCAPOTABLES QUE VIENEN: ENTRE LA NOSTALGIA Y EL SENTIDO PRÁCTICO

CAPOTA DE LONA o techo metálico practicable. Prioridad a la estética clásica de los descapotables o apuesta por el sentido práctico. Todos los fabricantes se están enfrentando a este dilema cada vez que deciden diseñar un nuevo descapotable.

Mercedes creó la tendencia con el SLK y demostró que se podía hacer un deportivo descapotable sin necesidad de mantener la capota blanda clásica de toda la vida. Un sistema de motores eléctricos permitía guardar el techo en el maletero para disfrutar todas las sensaciones conduciendo a cielo abierto sin los inconvenientes térmicos y acústicos de la capota cuando las condiciones climatológicas no acompañan. Después, otros fabricantes han seguido su camino y han logrado simplificar el sistema y abaratar los costes para lanzar incluso utilitarios con techo duro retráctil, como el Peugeot 206 C-C.

Los nuevos descapotables que llegarán en los próximos meses ofrecen las dos soluciones. Volkswagen, por ejemplo, ha preferido potenciar la nostalgia que despierta el New Beetle conservando un diseño lo más parecido posible al del primer Escarabajo Cabrio. El New Beetle Cabrio, que llegará este verano, presenta una capota de lona convencional con accionamiento eléctrico que se recoge detrás de las plazas traseras y se oculta bajo una funda. La solución permite mantener la capacidad del maletero cuando se viaja descubierto. Es la tendencia que están siguiendo la mayoría de las marcas en los descapotables con cierta tradición: Mercedes también ha apostado por la capota de lona en la quinta generación del CLK Cabrio, que se acaba de poner a la venta, y Saab ha hecho lo mismo con la versión descubierta del nuevo 9-3, que llegará a España en septiembre.

Las marcas populares, en cambio, parecen más decididas a buscar el sentido práctico en las versiones descapotables de sus familiares medios. Tanto el nuevo Renault Mégane Coupé Cabriolet como el Peugeot 307 Coupé Cabriolet, que saldrán casi al mismo tiempo, en otoño, presentan un moderno techo metálico practicable de accionamiento eléctrico que se oculta en el maletero. Y aunque por una parte reduce la capacidad de carga cuando se viaja descubierto, el sistema resulta muy práctico porque permite ofrecer unas plazas traseras utilizables por adultos y, sobre todo, elimina las molestias propias de las capotas en cuanto a sonoridad aerodinámica, protección térmica con mal tiempo y rigidez de la carrocería. Además, este diseño convierte los descapotables en auténticos cupés cuando se viaja cerrado.

La otra tendencia que se impone entre los nuevos modelos descubiertos es la introducción de mecánicas turbodiésel. Y no sólo en los modelos basados en coches populares. El Mégane y el 307 C-C contarán con casi todas las versiones de gasóleo de sus hermanos de gama, lo mismo que el New Beetle Cabrio.

CUPÉS DE BOLSILLO

DOS EVOLUCIONES deportivas del Smart, el microcoche de ciudad. Miden apenas 3,4 metros de largo, como un Twingo, pero tienen todo el carácter y temperamento necesarios para disfrutar conduciendo: motor 0.7 turbo de 81 CV con propulsión trasera y cambio secuencial de seis marchas. Y sobre todo un peso muy liviano, 790 kilos, que permite alcanzar 175 km/h. con un consumo medio de 5,5 litros.

El nuevo Smart saldrá a la venta en mayo y habrá dos versiones:Roadster, con capota de lona eléctrica (18.850 euros), y Coupé, con una cúpula de cristal que cierra la parte trasera (20.725 euros).

FUTURO: LAS GRANDES BERLINAS MESTIZAS, UN CÓCTEL ENTRE BERLINA, MONOVOLUMEN Y TODOTERRENO

EN ESTADOS UNIDOS ya tienen nombre: crossove

r. Son una mezcla de conceptos que combina las ventajas de las berlinas y algunas soluciones de los monovolúmenes y los todoterrenos ligeros.

El objetivo de esta nueva categoría de coches es mejorar el confort de las berlinas más exquisitas aplicando conceptos de otros modelos. Así, tienen casi la altura y modularidad de los monovolúmenes para ofrecer un interior más desahogado. Su diseño y medidas generosas permiten alojar seis butacas individuales en tres filas y con todas las regulaciones, e incluso con consolas centrales que integran sistemas multimedia en el centro de cada fila. Además, su altura al suelo y la la tracción 4×4 permiten circular por caminos de tierra, como los todoterrenos ligeros. Mercedes, Chrysler, Audi y otras marcas han mostrado ya sus primeros prototipos y preparan modelos de este tipo, pensados para conquistar el mercado norteamericano.

LUJO SUPERLATIVO

LA PUESTA AL DÍA de un clásico. El Phantom es el primer Rolls que sale desde que BMW adquirió esta marca. Mide 5,6 metros de largo, monta un motor 6.75 V12 de 453 CV, chasis de aluminio, suspensión neumática y hasta paraguas integrados en las puertas. En España se vende a partir de 411.000 euros. Un palacio rodante que puede incluir todos los caprichos.

TECNOLOGÍAS DEL FUTURO: EL COCHE QUE LIMPIA EL AIRE

EL COCHE DEL FUTURO según Volvo. Se llama VCC y es un prototipo visionario que destaca por su responsabilidad medioambiental y podría ser viable en 10 años.

Su carrocería familiar no lleva pilar central entre las puertas para facilitar el acceso y cuenta con cuatro asientos individuales regulables en longitud y anclados a un piso plano de cuero. Destaca su mecánica híbrida potente y limpia: motor 2.6 turbo de gasolina con 250 CV y otro eléctrico que sirve de ayuda. Además se para en los semáforos para no contaminar y vuelve a arrancar al acelerar. Gasta sólo 6,5 litros.

Sin embargo, su mejor aportación es un sorprendente sistema anticontaminación que, además de limpiar sus propios humos, incluye filtros que absorben los hidrocarburos y óxidos de nitrógeno de sus alrededores para quemarlos en el escape. Lleva también unas células solares en el techo que siguen descontaminando incluso cuando está aparcado. Y un aspirador que recoge el ozono del aire, del cual transforma el 75% en oxígeno. El resultado: absorbe las emisiones equivalentes a lo que contaminan tres coches.

Pero el VCC aporta también otros avances prácticos: un sistema multimedia con pantalla táctil y acceso a Internet que se conecta al ordenador de casa y permite navegar desde el coche, bajar todo tipo de archivos musicales, películas...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de abril de 2003

Más información