Un hombre de 53 años muere como consecuencia de una paliza brutal al ser asaltado de madrugada en Oliva

Un hombre de 53 años, José Luis F.V., fue encontrado en la mañana de ayer muerto junto a su coche, estacionado en la calle de Rablar en el centro histórico de Oliva (La Safor), tras recibir una paliza brutal, según informaron fuentes cercanas a la investigación. El fallecido, vecino de Oliva, era una persona conocida en la localidad. Al parecer fue agredido por un grupo de personas de madrugada, entre la medianoche y las cuatro de la mañana. El cadáver presentaba señales de gran violencia y ensañamiento, aunque no había indicios de que se hubisen empleado armas en la agresión. El móvil, según las primeras averiguaciones, se atribuye a un intento de robo, aunque no se descarta ninguna otra hipótesis sobre el suceso.

Un vecino de Oliva descubrió el cadáver cerca de las siete de la mañana de ayer y alertó del hallazgo a la Policía Local. Al lugar se desplazaron una ambulancia del Servicio de Asistencia Médica Urgente (SAMU) y efectivos de la Guardia Civil, cuerpo policial que se ha hecho cargo de las investigaciones. El titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Gandia, que se encontraba de guardia, dictó el levantamiento de cadáver alrededor del mediodía de ayer.

El cadáver de la víctima fue encontrado entre dos coches, uno de ellos, un Seat Ibiza, propiedad del fallecido. La puerta del vehículo estaba abierta, por lo que se cree que el hombre pudo huir con vida pero murió cuando intentaba refugiarse en el coche. Según fuentes de la investigación, aunque pudo haber intentado escapar de sus agresores, murió "reventado por los golpes" que le propinaron.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS