Reportaje:

Del Camp Nou a Lleida

El Barça-Depor se jugará el sábado en tierra ilerdense si el juez no suspende cautelarmente la sanción

El Barcelona mantiene su intención de jugar en sábado en su campo frente al Deportivo. Para ello espera que antes la justicia ordinaria, el tribunal de lo Contencioso-Adminitrativo, al que el viernes recurrió el club azulgrana, decida la suspensión cautelar de la clausura del Camp Nou por dos partidos debido a los incidentes del encuentro contra el Real Madrid. Si el recurso no se resolviese a tiempo o no le fuese favorable, el club azulgrana, como alternativa, comunicó ayer a la federación su propuesta de enfrentarse al equipo gallego en el campo del Lleida, partido que ofrecerán las televisiones autonómicas a las 21.30 horas.

La propuesta del Barcelona llegó a la federación horas antes de que finalizase el plazo que ésta le concedió para señalar el campo en el que jugar este partido. El campo del Lleida, equipo que milita en Segunda B, tiene una capacidad para 13.000 espectadores y sus medidas son de 102 x 68 metros por los 98.000 espectadores que puede acoger el Camp Nou y los 107 x 72 metros que tiene su rectángulo de juego.

Más información

En su notificación el club azulgrana advierte de la presentación de un recurso contencioso administrativo contra la clausura del Camp Nou e insistía en la "necesidad de garantizar el máximo respeto a la independencia del órgano judicial y a su futura decisión". La tesis que esgrime la directiva barcelonista es que "no se puede ejecutar la sanción mientras el juez no se pronuncie sobre la suspensión solicitada".

La postura del Barcelona fue defendida ayer por su ex presidente Joan Gaspart en la junta directiva de la federación, a la que pertenece como vocal.Gaspart expuso los motivos por los que el club azulgrana ha recurrido a la justicia ordinaria y que aseguró no son deportivos sino una "cuestión de competencias". El Barcelona entiende que su sanción puede ser doble, deportiva y gubernamental, debido a que la Delegación del Gobierno también estudia el caso. El Barcelona, con esta distinción, pretende eludir cualquier amenaza de sanción por parte de la FIFA y la UEFA, que no permiten a los clubes recurrir a la justicia ordinaria en asuntos competicionales, salvo cuando se trate de materia penal o laboral.

El club azulgrana, además, según Gaspart, entiende que la vía deportiva no ha sido agotada todavía, mientras la federación opina lo contrario. El Barcelona considera que aún restan más de dos semanas para cumplirse el plazo de un mes que le concedió el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) para presentar recurso de casación contra la clausura del Camp Nou por dos partidos. Tanto la federación como el CEDD consideran que este recurso no paraliza la sanción.

Por este motivo, la federación, según uno de sus portavoces, ha actuado hasta el momento "como si el Barcelona no hubiese recurrido a la justicia ordinaria, pues, hasta que ésta no se pronuncie, considera ejecutiva la sanción ratificada en última instancia deportiva por el CEDD". El mismo portavoz aclaró que la federación acatará el fallo del tribunal contencioso-administrativo y que permitirá al Barcelona jugar el sábado en su campo si así se lo contempla el juez. "Ello no será óbice", señaló un portavoz federativo, "para que se reiteren por nuestra parte los consejos para que el Barcelona retire el recurso ante la justicia ordinaria. La táctica del Barcelona no esa recomendable".

La valoración de Gaspart contradice esa postura. El ex presidente consideró "muy importante que la junta directiva de la federación haya entendido las razones por las que el Barcelona ha recurrido a la justicia ordinaria". "Confío en que la justicia resuelva de forma favorable para el Barcelona. Tiene razón y por eso espero que el partido se juegue en el Camp Nou", aseguró Gaspart, quien agradeció de forma especial a Manuel Ruíz de Lopera, presidente del Betis y vocal de la junta directiva de la federación, su apoyo en esta cuestión. El Betis pasó por una situación si,ilar. Su campo fue clausurado por dos partidos. Su recurso de casación ante el CEDD fue rechazado; no recurrió a la justicia ordinaria y cumplió la sanción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de abril de 2003.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50