Un obrero de la construcción muere en una obra pública en Figueres

Un operario de la construcción falleció ayer a causa de un accidente laboral sucedido en una rasa de canalización pluvial de unos cuatro metros de profundidad, en la calle de Josep Bonaterra de Figueres. El operario, de 46 años, fue hallado en el interior de la profunda zanja en la que estaba trabajando con un fuerte impacto en la cabeza. Fuentes de los Mossos d'Esquadra explicaron que la caída del trabajador, que se produjo hacia las cuatro de la tarde, comportó un desprendimiento de tierras, aunque no pudieron precisar si el corrimiento de tierras fue el origen del accidente o la consecuencia de una desafortunada caída. Las mismas fuentes aseguraron que el operario, cuya identidad no se facilitó, no murió como consecuencia de la tierra que lo sepultó, sino por el fuerte impacto que presentaba en la cabeza.

Las obras que llevaba a cabo la empresa Serra, ubicada en la localidad de Camós, consistían en una canalización para recogida de aguas pluviales. Estas intervenciones, sufragadas por el Ayuntamiento de Figueres y la Junta de Aguas, se centran en el acondicionamiento del lecho de la riera de Galligants y se enmarcan en un plan más amplio para evitar las crecidas de aguas y las inundaciones en la zona.

Los Mossos d'Esquadra, en cumplimiento del convenio con la Policía Local para evitar duplicidades de funciones en Figueres, son los encargados de investigar la causa del accidente. Sus investigaciones serán comunicadas a la Inspección de Trabajo, que deberá comprobar que la obra cumplía con las debidas medidas de seguridad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS