Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tradia y el consorcio de REE fijan sus ofertas por Retevisión Audiovisual

El precio, entre un mínimo de 385 millones y un máximo de 435

Los dos grupos que rivalizan por el negocio audiovisual de Auna, Tradia y el consorcio formado por Red Eléctrica, Apax, Carlyle y Abengoa, han afinado las ofertas que presentaron el pasado 17 de febrero. La negociación sobre el precio de Retevisión Audiovisual se ha acotado en un suelo de 385 millones de euros y un techo de 435 millones, cantidades que incluyen la deuda de Auna que asumiría su negocio en venta.

El tira y afloja se fragua en torno a los contratos de servicios que el comprador pacte con Auna y en los ajustes de plantilla. El segundo grupo de telecomunicaciones español, que no ha fijado un calendario rígido para decidir, se está tomando su tiempo para pensar a quién le vende la infraestructura de 2.000 emplazamientos que llevan la señal de televisión y radio por toda España.

La diferencia de precio entre lo que ofrecen ambos rivales es, para las grandes cifras que se manejan en la operación, relativamente reducida, según fuentes próximas a la negociación. Aunque la oferta de Tradia es ligeramente más alta, el precio, principal peso que podría inclinar la balanza de una Auna que espera poder equilibrar sus cuentas a finales de este año, lejos de facilitar las cosas, hace la batalla más reñida. A fecha de hoy, nada está decidido, en una negociación fluida plagada de reuniones al más alto nivel que continuarán la semana próxima. Más allá de los activos de que dispone Retevisión Audiovisual, entre los cuales figuran el Pirulí de Madrid y la Torre de Collserola de Barcelona, y más allá también de la parte de la deuda de Auna que asuma su división en venta, en la oferta se valora la duración y los costes asociados a los llamados contratos de cubicación. Se trata de contratos de servicios, como los del mantenimiento de las antenas de la propia Auna, que vendedor y comprador deben cerrar de cara a los próximos años. Auna intenta amarrar condiciones ventajosas en estos contratos, pero, a su vez, contratos más atractivos redundan en la valoración final del negocio en venta. Según fuentes de la negociación, el consorcio formado para la ocasión por Red Eléctrica (REE, con un 30%), Abengoa (10%), Apax (36%) y Carlyle (24%), ha jugado a fondo la carta de los contratos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de abril de 2003