El Reino Unido deja de emitir música violenta o referida a la guerra en Irak

Radio y televisión censuran a U2, Eminem, Aerosmith, Radiohead, B-52s y muchos otros

A medio camino entre la censura y las buenas intenciones, las principales cadenas británicas de radio y televisión han decidido suspender la emisión de canciones que se consideran demasiado guerreras o que, por sus letras o incluso el nombre del grupo, puedan parecer un ataque o una apología de los combates que se viven en Irak. No sólo la música se ve afectada. Mientras los informativos de televisión viven récords históricos de audiencia, se da la paradoja de que los anunciantes huyen de esas franjas horarias para no identificarse con la guerra.

El grupo B52s tiene el honor de haber sido censurado de arriba abajo, todas sus canciones, en MTV Europa
En EE UU, Natalie Maines, líder del grupo Dixie Chicks, cometió el pecado muy poco patriótico de criticar a Bush

La guerra de Irak no sólo está dejando muertos y heridos en los barrios de Basora o camino de Bagdad. La música, y sobre todo la letra, se están convirtiendo en una víctima más de la intervención en Irak. Vídeos musicales de grupos míticos como U2, Aerosmith, Bon Jovi o Radiohead han desaparecido de las emisiones de la cadena más joven y más musical del mundo, MTV.

En la radio británica triunfan estos días canciones y grupos melódicos, como Moby con We are all made of stars, Royksopp con Eple, Coldplay con Clocks, las Sugarbabes con Shape o el azucarado Beautiful de Christina Aguilera. En cambio, no se puede oír el X get over it de OK Go, Gon' give it to ya de DMX, The bitter end de Placebo, Lose yourself de Eminem o Bandages de Hot Hot Heat.

La dirección de la cadena MTV Europa ha hecho circular una nota interna con una lista de las canciones prohibidas hasta que vengan mejores tiempos, divulgada ayer por el diario The Times. En la lista destaca por encima de todas una prohibición: el grupo B52s tiene el honor de haber sido censurado de arriba abajo, todas sus canciones, por el simple hecho de que se llama igual que los célebres bombarderos norteamericanos que despegan cada tarde del Reino Unido, repostan sobre las ciudades españolas y dejan caer su mortífera carga sobre Irak.

Algunas canciones han sido incluidas en la lista negra de MTV porque contienen palabras poco adecuadas en el título, como bomba, misil, guerra o cualquier otra por el estilo. No se puede emitir B.O.B. (Bombs over Bagdad, Bombas sobre Bagdad) de Outkast, ni Invasión de Radiohead, Guerras Santas de Megadeth ni Yo, tú y la Tercera Guerra Mundial de Gavin Frida.

Otras se quedan fuera de las ondas por su carácter pacifista, como Boom!, de System of a Down. Tampoco entran las que muestran soldados matando (como ¿Por qué estás tan triste?, de Manic Street Preachers) o las que contienen escenas de guerra como algunas de Bon Jovi, Iggy Pop, Paul Hardcastle, Radiohead, Trick Daddy. Ni las que muestran explosiones nucleares como Billy Idol o Armand van Heiden.

Capital Radio, una de las radios de éxito en Londres, ha pedido a sus productores que emitan canciones positivas, y su emisora alternativa Xfm ha dejado de emitir canciones punkies o de metal duro. La BBC ha sugerido a los responsables de sus emisoras de radio que ofrezcan música suave y melódica antes y después de los informativos, según escribe The Times, y Radio 1 también ha dejado de emitir grupos punkies o violentos. "No queremos ofender a nuestros oyentes emitiendo algo inapropiado en el clima actual", ha explicado un portavoz.

Los informativos son un foco de preocupación para las emisoras de radio, pero también para la televisión. La crisis en Irak ha disparado los índices de audiencia, pero, paradoja, los grandes anunciantes han desaparecido: algunos han anulado sus campañas y muchos han pedido que sus anuncios se emitan en otras franjas horarias, lejos de la sangre y fuego que llegan desde Mesopotamia.

Es un fenómeno que no se dio en 1991. Entonces, las grandes firmas siguieron anunciándose durante la primera guerra del Golfo, cuando Estados Unidos forjó una gran alianza internacional bajo el mandato de Naciones Unidas con el objetivo de liberar Kuwait de sus invasores iraquíes.

Ahora, en un escenario diplomático y geoestratégico completamente distinto, las empresas no quieren verse identificadas con una guerra muy poco popular y que ha dividido a Europa.

En Estados Unidos, compañías extranjeras como la franco-japonesa Nissan, la japonesa Honda y la alemana Mercedes Benz han suspendido sus campañas de publicidad. Otras, como Mastercard o Procter & Gamble, las han modificado y van tomando decisiones de acuerdo con la evolución de los acontecimientos en Irak.

También en Estados Unidos la guerra ha provocado un enfrentamiento entre la cadena de radio KRMD, perteneciente a Cumulus Media, y su emergente grupo rival Clear Channel Communications. Éste acusa a la primera de estar detrás de la manifestación convocada en Luisiana para destruir una colección de discos del grupo Dixie Chicks, según denunciaba ayer The New York Times. Su líder, Natalie Maines, cometió el pecado muy poco patriótico de criticar al presidente Bush.

Bono, de U2, en un concierto en Minneapolis.
Bono, de U2, en un concierto en Minneapolis.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50