Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanz destaca el aumento de afiliados al PP mientras otros 79 militantes anuncian su baja

La mitad de la militancia de Mojácar se marcha por su oposición a la candidata municipal

La guerra de Irak y la confección de las listas electorales están dando más de un susto al PP andaluz. Casi a la par que el secretario regional del PP, Antonio Sanz, destacaba en Granada que el ritmo de afiliaciones al PP en estos días "es similar o superior al que se producía en los meses anteriores" al inicio del conflicto bélico, en Mojácar (Almería), 72 militantes anunciaban su baja por discrepar con la candidata elegida por la dirección provincial en este municipio. En Córdoba, otros siete militantes afines al ex presidente provincial Enrique Bellido anunciaron su marcha por su oposición a la guerra contra Irak.

Hasta el momento, la baja más destacada ha sido la del ex ministro de Trabajo Manuel Pimentel, quien el domingo anunció su marcha del PP por su oposición a una que considera "guerra ilícita". El PP se ha apresurado para minimizar el impacto de la baja de Pimentel y se ha esforzado en subrayar que su respaldo sigue intacto.

En este sentido, Sanz hizo hincapié ayer en que el estallido de la guerra en Irak no ha perjudicado en absoluto al PP. El dirigente regional dijo que no le constaba "ninguna solicitud de baja" en los últimos días. Con su afirmación de que en estos días las afiliaciones están creciendo, Sanz abundaba en lo que la presidenta regional, Teófila Martínez, dijo tras conocer la marcha de Pimentel. Martínez aseguró que "unos van y otros vienen" al PP, pero que "son más los que vienen que los que se van". En este sentido, Sanz afirmó que el lunes "se produjo un número importante de afiliaciones en Sevilla".

Sanz contó que las bajas que le constan son las de seis militantes en Jerez, dos en Huelva, dos en Valverde y la de Manuel Pimentel. Tampoco cree que la guerra afectará a los resultados en las elecciones municipales. "La ciudadanía va a saber reconocer a los que estamos cumpliendo con una responsabilidad y quienes se han pasado a la izquierda radical", dijo en referencia al PSOE.

"Incumplimiento"

Mientras Sanz defendía el aumento de afiliaciones al PP, en Mojácar se produjo el abandono de 72 militantes. La decisión la dirección del PP de Almería de proponer al comité electoral a Rosmari Cano como cabeza de lista en este municipio ha creado un conflicto interno que ha terminado con el abandono de más de la mitad de los militantes del PP en este municipio.

Los escindidos han creado un nuevo partido bajo el nombre de Nuevo Grupo Mojácar, cuyo portavoz, Francisco González, aseguró que el "incumplimiento" de la dirección provincial a dar paso a "gente joven" ha causado esta salida. "No tenemos nada en contra de Rosmari Cano, pero lleva 20 años en política. Además, en la primera fase estuvo en el PSOE y después se fue al PP y no entiendo por qué la nombran como candidata sabiendo que toda la fuerza del partido estaba en la gente joven que habíamos propuesto para el PP", dijo.

Lo sucedido en Mojácar es un capítulo más de la crisis que atraviesa el PP de Almería desde que al Grupo Independiente por Almería (GIAL), liderado por el ex alcalde Juan Megino en la capital, se le unieran facciones heridas o subestimadas por la dirección provincial del PP. Así, al menos, ocurrió en Huércal Overa y en una treintena de pueblos en los que GIAL ya cuenta con candidatura. En Mojácar, el GIAL ha ofrecido a militantes del PP ser candidatos en este municipio, aunque estas ofertas no han fructificado ya que los elegidos confiaban en liderar la lista del PP.

Mientras, en Chiclana de la Frontera (Cádiz), nueve de los 14 miembros del comité local del PP se han desmarcado de la dirección provincial y han pedido la dimisión de la presidenta local y candidata a la alcaldía, Rosario Mateos, por estar en desacuerdo con la línea de actuación desarrollada en este municipio, donde gobierna el PSOE con mayoría absoluta, informa Fernando Pérez Monguió.

Esta reacción crítica se produce después de que el último candidato popular, Juan Antonio Moreno, presentase su dimisión hace una semana como portavoz municipal en señal de protesta por su exclusión de las listas municipales. Arrastrados por Moreno, los militantes díscolos de la dirección local piden ahora la marcha de Mateos porque considera que es una "candidata incapaz, que no tiene el respaldo político de las bases, que practica una gestión sin transparencia y que está desarrollando una campaña ineficaz" a falta de dos meses para las elecciones. Los críticos sostienen además que la candidata ha sido elegida por la dirección provincial del PP sin contar con el comité local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de marzo de 2003