GUERRA EN IRAK | Enfrentamientos al finalizar la marcha

En Barcelona no hubo carga

A diferencia de lo ocurrido en Madrid, los policías antidisturbios no cargaron en Barcelona al finalizar la manifestación del sábado en contra de la guerra en Irak. Un informe de la Dirección General de la Policía citado ayer por la agencia Efe asegura que en la capital catalana un grupo de 300 "radicales" lanzó objetos contundentes contra la policía y uno de los agentes resultó heridos.

Sin embargo, la realidad fue distinta. Un portavoz policial de Barcelona explicó que cuando la manifestación todavía no se había disuelto y se estaba leyendo por última vez el manifiesto en contra de la guerra, un grupo cifrado en 60 personas arrojó todo tipo de piedras, botellas, huevos y globos con pintura contra los policías que custodiaban la Delegación del Gobierno en Cataluña, en el Pla de Palau, en el popular barrio de la Barceloneta.

Diversos manifestantes les recriminaron su actitud y algunos se interpusieron entre la policía y los alborotadores para evitar males mayores. Los agentes aguantaron y dos de ellos resultaron heridos de carácter leve, pero no cargaron porque todavía había miles de personas concentradas. Cuando la manifestación se disolvió y los radicales se quedaron solos, dejaron de lanzar objetos. Sus escudos humanos ya se habían marchado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50