Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN IRAK | La posición del Gobierno

Palacio destaca que desde el inicio de la guerra ha bajado el precio de la gasolina

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, declaró ayer en una entrevista con Europa Press que en el desarrollo de la guerra contra Irak hay "algunos indicadores que son relevantes". Y precisó: "Las bolsas han subido y el petróleo ha bajado. Ya los ciudadanos pagan unos céntimos menos por la gasolina y el gasóleo. Eso son datos. La intervención está todavía en marcha, y no vayamos más allá; pero ahí hay datos".

La ministra considera también que en España la opinión pública está evolucionando respecto a la guerra. "Se ha ido matizando, porque las manifestaciones han ido bajando en número y los sondeos de opinión están modificando su resultado. El problema gravísimo es que las manifestaciones las están secuestrando grupúsculos de violentos antisistema". Para la ministra, hay una opinión pública "abrumadoramente mayoritaria a lo que hubiera podido ser una solución pacífica", pero cree que "se ha producido un cambio de tendencia" porque entre "la manifestación de febrero y las de estos días hay una enorme diferencia".

Palacio confía también en que los españoles no pasen factura al Gobierno por esta crisis, sino que valoren que tomó decisiones difíciles primando el interés nacional. En cuanto a si el Gobierno no debería haber tenido un perfil más bajo en esta crisis, la ministra explicó que "la claridad y la coherencia es un valor". "Yo estoy muy orgullosa de pertenecer a un Gobierno que dice lo que piensa y que piensa lo que hace. Esto es demasiado serio; nos concierne a todos, y había que participar y tomar iniciativas".

En cuanto a un posible consenso del Gobierno con el PSOE, Palacio encuentra un problema y es que los socialistas están manteniendo en toda esta crisis, según ella, una actitud incompatible "con una actitud de Gobierno", "en concreto el señor Zapatero, que aspira a presidir el Gobierno en unos meses". "Es muy difícil de entender", añade Palacio, "las oscilaciones, los cambios de opinión. No hay parangón con ninguna otra declaración de otros líderes políticos en Europa".

La ministra defendió la legalidad del uso de las bases de utilización conjunta hispano-norteamericana, y afirmó que los argumentos del PSOE e IU "más que posiciones razonadas son exabruptos". Sobre la contribución de España en la guerra, explicó: "Se decide que la contribución más acorde con las posibilidades y con la situación y nuestro compromiso es el apoyo humanitario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de marzo de 2003