Las ONG piden a los electores españoles que renuncien a su voto e introduzcan sufragios de los inmigrantes

Media docena de ONG -entre ellas Andalucía Acoge y la Asociación pro Derechos Humanos- iniciaron ayer una campaña para conseguir la cesión del voto de los españoles a favor de los inmigrantes a fin de que éstos puedan participar en las próximas elecciones municipales. La iniciativa no tendrá un carácter meramente simbólico, sino que permitirá el ejercicio real del derecho al sufragio.

Para ello, las organizaciones elaborarán un listado con los españoles dispuestos a ceder su voto. Luego censarán a los inmigrantes regularizados con más de tres años de residencia en España que quieran participar en la experiencia. Unos días antes de los comicios, se dispondrán urnas en distintos municipios andaluces para que los inmigrantes incluidos en el censo hecho por las ONG introduzcan la papeleta del partido que deseen. Esos sobres -una vez cerrados para garantizar el carácter secreto del sufragio- se repartirán luego entre los españoles que hayan manifestado su disposición a participar en la iniciativa. El día de las elecciones, esos ciudadanos meterán en la urna no su voto, sino el de un inmigrante.

La propuesta parte de la idea de que sólo a través de la participación política se consigue la integración plena. Dado que no será una escenificación simbólica sino un ejercicio real, las ONG extremarán su celo en que no haya duplicidad de votos y en que se preserve su carácter secreto.

En España pueden participar en las elecciones municipales los extranjeros comunitarios y otros ciudadanos cuyos países no están en la Unión Europea, como los suizos y los noruegos, pero a los que se les reconoce ese derecho por acuerdos bilaterales. Los no comunitarios, en cambio, no pueden votar.

La propuesta -dada a conocer bajo el lema Aquí vivo, aquí voto- permitiría "saltar" ese obstáculo mediante la renuncia de un elector. Las ONG han comenzado ya a trabajar para que la iniciativa se lleve a cabo en los comicios de mayo en toda Andalucía. Aunque algunas organizaciones que la promueven tienen implantación nacional, de momento prefieren concentrar sus esfuerzos en que se desarrolle con éxito en la comunidad autónoma.

Las ONG lanzaron otra reivindicación, aunque a más largo plazo: que se conceda el derecho de sufragio en las municipales a los inmigrantes no comunitarios, una propuesta que requería una modificación de la Ley Electoral y quizá de la Constitución. "No sería ya para estas elecciones, pero el objetivo es aprovechar esta campaña para arrancar ese compromiso a los grupos políticos", precisó Juan Pablo Arias, presidente de Málaga Acoge. Las propuestas fueron hechas en coincidencia con una asamblea de Andalucía Acoge para elegir su nueva directiva y que comenzó con un homenaje a los inmigrantes fallecidos en el incendio de la comisaría provincial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de marzo de 2003.

Se adhiere a los criterios de