Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El imbatible y polémico 'Crónicas marcianas' resiste 900 programas

El espacio de Javier Sardá ha derrotado a 35 formatos de las cadenas rivales

Más de 2.200 horas en directo, 1.500 invitados, 1.000 actuaciones. Éstas son las cifras que maneja Crónicas marcianas cuando se cumplen 900 emisiones en Tele 5. El programa que dirige y presenta Javier Sardá, criticado en más de una ocasión por potenciar la telebasura y endurecer sus contenidos con strip-teases y broncas entre los concursantes de Gran Hermano y ahora Hotel Glamour, continúa imbatible en la madrugada.

Nada ni nadie puede con Javier Sardá. Desde que la corte de los marcianos se instaló en Tele 5, allá por septiembre de 1997, se ha llevado por delante a 35 espacios estrenados en su misma franja horaria. Mucha expectación morbosa suscitó el estreno en Antena 3 de Maldita la hora, con Máximo Pradera. Pero el ex presentador de Lo + Plus no pudo resistir el empuje de Sardá. Otros sonoros fracasos fueron también La central, con Jesús Vázquez, o Abierto al amanecer, conducido por Jordi González, todos ellos en la cadena privada que gestiona Admira.

Crónicas marcianas celebra esta noche su programa número 900 y revalida una temporada más -la sexta- su liderazgo en el horario de madrugada, con una audiencia media de 1.785.000 espectadores (31.6% cuota). Sin embargo, el programa ha ido modificando su ideario. La ironía, la acidez, las entrevistas chispeantes o los comentarios punzantes han dado paso a los insultos, las descalificaciones, los vídeos pornos y las críticas más burdas.

Crónicas marcianas ha potenciado figuras mediáticas como Boris Izaguirre, Manel Fuentes, Galindo y, sobre todo, Carlos Latre, cuyas corrosivas imitaciones de los personajes que marcan la actualidad han conquistado a la audiencia. Ana Palacio, ministra de Asuntos Exteriores; Ana Aznar, hija del presidente del Gobierno; el presentador Pepe Navarro o El Fary configuran su numerosa plantilla de imitados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 2003