Un policía, penado por detener sin motivo a una mujer de origen extranjero

Un policía municipal de Madrid ha sido condenado a seis años de cárcel y a ocho años de inhabilitación absoluta por detener "sin razón ni motivo alguno", en 1999, a una mujer hacia la que sentía animadversión debido a que varios años antes había declarado contra él en un juicio de faltas.

Según la resolución judicial, contra la que cabe recurso, el policía conocía a la mujer (una extranjera nacionalizada española), de un juicio de faltas celebrado en diciembre de 1994, en el que ésta testificó contra el acusado. Éste, cada vez que se la encontraba en la vía pública le amenazaba diciéndole: "No voy a parar hasta expulsarte de España".

El 24 de marzo de 1999 el acusado encontró en la calle de Hermosilla a la mujer, a la que pidió el DNI, tras lo que "de forma sorpresiva y sin motivo" procedió a su detención, tras esposarla, arrojarla al suelo y golpearla. La sentencia de la Audiencia Provincial señala que la víctima estuvo privada de libertad más de cuatro horas y considera que el agente es culpable de detención ilegal y lesiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50