El euro pierde fuerza

La evolución del euro dibujó en la jornada de ayer una clara figura de tobogán. Partía de los 1,0989 dólares y a última tarde de ayer fijaba su cambio en 1,0804 dólares. Una depreciación de nada menos que el 1,68% en tan solo un día.

El Banco Central Europeo (BCE) fijó ayer el cambio oficial del euro en 1,0864 dólares a primera hora de la tarde. Las noticias de una distensión bélica sentaron muy mal al euro desde primera hora de la mañana o, visto desde el otro lado, el dólar se fortalecía y hacía valer nuevamente su carácter de moneda líder en el mundo financiero. Un terreno que en plena crisis bélica está cediendo al euro que se convierte así en moneda refugio y, además, hace valer sus tipos de interés superiores a los que disfruta la economía estadounidense.

Unos tipos más altos que atraen a los capitales estadounidenses que se ven doblemente retribuídos por la propia apreciación del euro frente a su moneda y por unos tipos superiores.

Los analistas tienen muy claro el comportamiento de ambas monedas dependiendo del cariz que tome el enfrentamiento entre Estados Unidos e Irak. Las variables económicas no tienen tanto peso por cuanto ambas economías se encuentran en proceso de desaceleración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 13 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50