Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ketama y los nuevos flamencos cantan por Antonio Humanes

La gente del flamenco rindió homenaje el jueves por la noche, en la sala Divino Aqualung, de Madrid, a Antonio Humanes, fallecido en septiembre de 2002. Un autor muy querido, que como compositor y productor forma parte de la historia del flamenco de nuestros días. Hasta 16 actuaciones diferentes mantuvieron el fuego de la música flamenca con emoción y generosidad. Fueron presentadas por Juan Verdú y Juan Luis Cano.

Abrieron cartel los ya veteranos componentes de Ketama, siempre una garantía, y siguieron Antonio Carbonell, que cantó muy por derecho tangos y bulerías; Ingueta, Tomatito y su grupo; La Barbería del Sur con el Negri y El Paquete, que acompañaron con la voz y la guitarra, respectivamente, en diferentes actuaciones de la noche; Kímika, joven grupo que hacía su debú en Madrid; Niña Pastori, con sus aires gaditanos y que fue recibida con una fuerte ovación; Miguel El Rubio sobre la silla de enea y el guitarrista a la izquierda; Noemi, hija de Humanes, con sones de sabor camaronero; el grupo Casta, que trajo el mejor sonido puro Caño Roto; y cerró la noche Parrita, que aportó unos tangos de ecos canasteros y su propia Alabanza al señor, para después presentar a su hija, que realizó cantes festeros y demostró ser de raza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de marzo de 2003