Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mueren una mujer y su bebé de 11 días en el incendio de un piso en Tarragona

La policía judicial del Cuerpo Nacional de Policía investiga las causas del incendio que se declaró ayer por la mañana en el barrio de San Salvador de Tarragona y que acabó con la vida de Raquel Mialdea Celiméndiz, de 21 años, y de su hijo, Jonatán Antonio J., un bebé de tan solo 11 días.

Todo apunta a que una estufa eléctrica donde dormía el pequeño fue el origen del fuego, según dijo Xavier Fau, sargento de los bomberos de Tarragona.

En el momento del siniestro, ocurrido sobre las 9.30 horas, el piso estaba ocupado por el matrimonio formado por Raquel Mialdea Celiméndiz y Antonio Jiménez Camacho, los dos hijos del matrimonio, de 11 días y dos años de edad, y dos hermanos de Antonio, de 6 y 16 años. Los abuelos paternos del bebé fallecido, que también viven en el domicilio, se encontraban fuera.

El matrimonio intentó salvar a su familia de las llamas y consiguió desalojar a tres de los menores, pero cuando la madre entró a por el bebé quedó atrapada en el interior debido a la intensidad de las llamas y al espeso humo. Aunque los bomberos sólo tardaron 10 minutos en sofocar el fuego, encontraron a Raquel abrazada a su hijo, ambos ya cadáver. La policía desalojó durante una hora a las 24 familias que viven en el edificio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de marzo de 2003