Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno pide ayuda para controlar la fiesta 'hippy' de Órgiva

El subdelegado del Gobierno en Granada, Alfonso Marín Sicilia, reconoció ayer que ha pedido ayuda a todas las Administraciones para controlar la Fiesta del Dragón, la concentración anual de hippies en Órgiva para celebrar la llegada de la primavera y que el año pasado se saldó con enfretamientos y la muerte de dos personas por consumo de drogas. De otro lado, el diputado socialista por Granada Luis González Vigil ha vuelto a reclamar una explicación del Ministerio del Interior sobre las medidas que va a adoptar para garantizar la seguridad de los participantes en el encuentro.

Marín Sicilia dijo que cada sector de la Administración, desde el Ayuntamiento de Órgiva a la Confederación Hidrográfica del Sur, debe poner los medios para evitar que los sucesos del año pasado no se vuelvan a repetir. El subdelegado matizó que no se puede prohibir el acceso de los vehículos de los participantes en la fiesta al pueblo ya que "la circulación por el territorio nacional es un derecho que no se puede impedir".

Por su lado, González Vigil, ha presentado por segundo año una pregunta el Ministerio del Interior en la que asegura que no existe control sobre la zona de acampada (situada junto a un río) ni sobre los alimentos y bebidas que allí se consumen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003