Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana y el PP apoyan el parque científico que vetaron al ex rector Andrés Pedreño

Empresarios y cargos públicos coinciden en la necesidad de ampliar el actual campus

Como si nada hubiera pasado y el tiempo lo hubierra borrado todo. El presidente regional del PP, Eduardo Zaplana, se deshizo ayer en elogios hacia la Universidad de Alicante, con la que ha mantenido serias discrepancias. "El PP se compromete a respaldar un proyecto racional, sensato y coherente", en referencia a la ampliación del campus actual y futuro parque científico. Tanto el alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, como el candidato del PP a la Generalitat, Francisco Camps, aplaudieron esta "feliz" idea, que hace tres años vetaron al ex rector, Andrés Pedreño.

El proyecto en el fondo es el mismo pero las formas han cambiado. La cúpula del PP en la Comunidad Valenciana quiso escenificar ayer en un hotel del centro de Alicante, sin subir al campus de Sant Vicent, que está dispuesta a colaborar con el actual equipo de gobierno para ampliar el campus, "idea francamente buena", a juicio de Zaplana que apeló a la "cooperación y al diálogo" entre administraciones y empresariado para desarrollar políticas de investigación y desarrollo.

El rector, Salvador Ordóñez, presento los planos para ampliar el campus actual y trasladar la Facultad de Ciencias y la Escuela Politécnica, y explicó que "tenemos necesidades de espacio angustiosas", ya que una gran cantidad de material técnico sigue embalado en cajas sin ser utilizado. "Nos hemos adelantado al futuro", dijo Ordóñez, "y acariciamos la idea de crear un parque científico empresarial donde la Universidad y las empresas colaboren", agregó. Para conseguirlo propuso crear un consorcio en el que participaría la Generalitat, los ayuntamientos de Alicante y Sant Vicent, la Caja de Ahorros del Mediterráneo, la Cámara de Comercio y la patronal Coepa, junto otras entidades.

El candidato del PP a la Generalitat, Francisco Camps, tildó de "coherente" la propuesta del rector y alardeó de tener "la suerte" de conocer bien el campus de Alicante, en su época de consejero de Educación. "Es bueno que sigamos todos juntos unidos", dijo Camps en referencia a la nueva etapa de colaboración que se escenificó ayer con este acto que organizó la dirección del PP. A la cita acudieron, además del Ministro de Trabajo, el alcalde de Alicante, y el candidato Camps, altos cargos del PP, como el vicepresidente del Consell, José Joaquín Ripoll, los consejeros de Educación y Obras Públicas, y varios diputados autonómicos y provinciales. Una ausencia significativa fue la del director general de Universidades, Salvador Forner. Los máximos representantes de la Cámara de Comercio, la patronal Coepa y la CAM mostraron su apoyo "incondicional" a la ampliación del campus.

El rector manifestó su confianza en que esta iniciativa sirva de "rótula" y articulación entre el campus y los municipios de Alicante y Sant Vicent del Raspeig. Para lograrlo es necesario recalificar 600.000 metros cuadrados de terreno y convertirlo en reserva universitaria, para poder adjudicar la urbanización. A final de curso empezarán las obras para construir los primeros edificios, de Ciencias y de la Escuela Politécnica.

Del boicot al Medpark al impulso del proyecto

En el fondo lo único que ha cambiado es que Andrés Pedreño, ya no es rector de la Universidad de Alicante. El enfrentamiento que durante años mantuvieron el entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, y el ex rector era evidente a los ojos de todos.El origen de la disputa fue la segregación forzosa de centros y facultades que decretó Zaplana para crear una nueva Universidad, la Miguel Hernández. El divorcio entre ambos se materializó en la apertura de curso de 1996 cuando Andrés Pedreño se negó a ceder la presidencia de un acto académico al presidente de la Generalitat. Este gesto, en defensa de la autonomía universitaria, irritó al PP que desde esa fecha dio la espalda a la Universidad de Alicante, dejaron sus cargos de asistir a actos instituciones y congelaron convenios e iniciativas. El cénit de la contienda llegó cuando la Generlitat paralizó y vetó el proyecto de parque científico, con la marca Medpark, y forzó la dimisión anticipada de Pedreño.La llegada de Salvador Ordóñez al rectorado abrió una etapa de entendimiento con las instituciones cuyo gesto se materializó ayer. Zaplana alardeó de tener una "excelente" relación con el rector actual y pidió "desterrar los discursos transnochados de la confrontación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de febrero de 2003

Más información