Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas proponen al PP la firma de un pacto por el agua en Almería

El secretario provincial del PSOE y candidato a la alcaldía de Almería, Martín Soler, ha planteado a la dirección provincial del PP en Almería la firma de un pacto por el agua que articule, regule y fije "un grado de compromiso" entre las dos fuerzas políticas mayoritarias respecto a este recurso.

El cumplimiento del pacto, según desgranó Soler, se efectuaría con independencia del partido que gobierne en Madrid y "apartaría" el tema del agua de la campaña electoral en Almería. "Yo lo planteo en Almería, que es donde abarca mi responsabilidad. Y creo que le daríamos un ejemplo al resto de España: a los aragoneses, a los valencianos, a los catalanes y a los murcianos. Aquí lo que interesa es que lleguen 320 hectómetros cúbicos de agua al año", dijo Soler.

El secretario provincial de los socialistas anunció también la participación del PSOE en la movilización convocada para el 2 de marzo en Valencia bajo el lema Agua para todos y apuntó la necesidad de movilización en Almería para dicha protesta. "Vamos a estar presentes en la manifestación, aunque sabemos que está organizada para ahondar en la crispación territorial. Esa manifestación no se debe plantear contra nadie, sería un error", explicó el secretario provincial.

Soler hizo balance de los casi dos años que lleva aprobada la ley del Plan Hidrológico Nacional (PHN) y criticó los retrasos que el Gobierno central acumula en proyectos que serán vitales para la agricultura almeriense, como es el caso de las obras del trasvase Negratín-Almanzora, donde algunas de las balsas previstas ni siquiera cuentan todavía con la aprobación técnica.

"El retraso del trasvase del Ebro es sólo achacable al Gobierno. Lo digo para evitar que se acuse a los demás del no inicio del trasvase", aseguró Soler.

En ese sentido, el pacto por el agua propuesto desde las filas socialistas incorporaría cuestiones como la del retraso de las obras del trasvase del Negratín, el hecho de que no llegue a Almería el agua prometida del Tajo-Segura y la no conclusión las conducciones hasta el Campo de Níjar desde la desalinizadora de Carboneras que permitan regar hectáreas a corto plazo.

"Queremos pedirle al Gobierno que agilice lo del Negratín y la desalinizadora de Carboneras para que pueda estar antes del verano", concretó Soler.

Las propuestas socialistas han surgido 48 horas después de que las comunidades de regantes del Bajo Almanzora de Almería no alcanzaran un acuerdo respecto al reparto de la última dotación de agua concedida por parte de la comisión central de explotación del acueducto Tajo-Segura. Las comunidades de regantes de El Saltador y de Cuevas de Almanzora, acuciadas por la escasez de agua y la presión de los regantes, volvieron a rechazar un posible reparto de agua.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de febrero de 2003