Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | El debate diplomático

La participación fue menor en las capitales de Asia y Latinoamérica

Decenas de miles de personas participaron ayer en Asia y Latinoamérica en la jornada mundial de protestas coordinadas contra una posible guerra en Irak. Los actos, que reunieron a un número considerablemente menor que en Europa, tuvieron su epicentro en las embajadas estadounidenses de las principales capitales americanas y asiáticas.

Brasil, promotor del llamado Día Internacional del 'no' a la guerra desde el Foro de Porto Alegre, uno de los polos del movimiento antiglobalización,reunió a decenas de miles de personas a lo largo del país. Más de 30.000 manifestantes participaron en los actos de São Paulo, según la policía; entre ellos, figuraba el presidente del Partido de los Trabajadores (PT), José Genoino. Algunos ministros del Gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva se unieron a los actos celebrados en la capital, Brasilia. En Río de Janeiro miles de pacifistas se sumaron a la jornada mundial.

Madres de mayo

En Buenos Aires, organizaciones políticas y de derechos humanos encabezaron una marcha de unas 10.000 personas hacia las embajadas de EE UU y Reino Unido. El premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, y las asociaciones de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo participaron de los actos, pese a la lluvia.

En la capital uruguaya, Montevideo, más de 50.000 participantes recorrió las calles. Del otro lado de la cordillera de los Andes, en Santiago de Chile, los organizadores reunieron a cientos de personas frente al palacio presidencial de la Moneda. En Cuba se llevó a cabo una de las manifestaciones más numerosas del continente. El acto estuvo encabezado por el primer vicepresidente, Raúl Castro, hermano del líder cubano Fidel Castro.

En Corea del Sur, unas 2.000 personas recorrieron las calles de Seúl en protesta contra una acción bélica y para pedir una solución pacífica a la crisis nuclear en Corea del Norte. Entre ellos se encontraban cuatro surcoreanos que partirán hoy rumbo a Bagdad, la capital iraquí, para sumarse a los escudos humanos que ya se encuentran en Irak para intentar evitar los bombardeos estadounidenses.

En Japón los manifestantes sitiaron ayer la Embajada de EE UU en Tokio armados con carteles con lemas como "Apoyamos a la vieja Europa", o "La guerra no es la solución".

Imágenes similares se vieron en Tailandia y Malaisia, país de mayoría muslumana, donde 2.000 pacifistas se agruparon frente a la embajada estadoundense, pese a la prohibición de manifestarse en Kuala Lumpur por la policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de febrero de 2003