Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Carmen Vidal, fundadora de Germaine de Capuccini

Carmen Vidal, presidenta y fundadora de la firma española de cosméticos Germaine de Capuccini, radicada en Alcoi (Alicante), falleció ayer a los 88 años de edad, según informaron fuentes de la empresa. Con su muerte, el sector empresarial español despide a una mujer transgresora e inquieta que logró levantar un imperio cosmético, con sucursales en los cinco continentes.

Carmen Vidal, una mujer precursora para su época, se introdujo en los años sesenta en el sector empresarial con el lanzamiento de productos estéticos para uso profesional. Casi tres décadas después, la firma alcoyana lidera con sus productos el mercado español de cosmética profesional y compite con las multinacionales punteras de la estética.

De origen español y nacida en Argelia, Vidal se instaló en 1966 en Alcoi, localidad donde abrió un centro de belleza que ofertaba los productos cosméticos que ella misma utilizaba en su época de juventud. Tras perfeccionar en laboratorios de París los conocimientos que de manera autodidacta adquirió sobre cosmética natural, Carmen Vidal fue pionera en la profesionalización de la estética y la belleza.

Su pequeño negocio radicado en Alcoi fue el embrión de lo que más tarde se convertiría en una firma puntera en el ámbito nacional e internacional en el sector de la alta cosmética. Así lo corroboran los datos. De capital 100% español, la marca registró el pasado año una facturación de 20,5 millones de euros, según cifras aportadas por la empresa.

En la actualidad, Germaine de Capuccini cuenta con más de 17.000 centros de estética y belleza en todo el mundo y sus productos se exportan a más de 63 países.

El carácter emprendedor de esta mujer ha sido distinguido en numerosas ocasiones. Entre los premios, figuran la medalla de oro al Mérito del Trabajo otorgado por el Consejo de Ministros en 2000; el Premi a la Dona Treballadora de las Cortes Valencianas, y el Premi Nova a la mujer emprendedora de la Consejería de Industria de la Generalidad valenciana.

La internacionalización de la firma se inició en 1978, cuando la marca inició la distribución de su línea de cosmética en Venezuela. Desde el país suramericano logró su consolidación entre los estilistas del mercado del continente americano.

Una década después, Germaine de Capuccini se abrió paso en los países europeos y asiáticos. Hoy, los productos de Germaine de Capuccini se distribuyen en prácticamente todo el mundo. Europa y Suramérica son sus principales clientes.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de febrero de 2003