Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat adjudicará a Agbar la gestión del Laboratorio de Ensayos por 21,6 millones

La Administración mantendrá el 40% del capital de la empresa, que factura 14 millones

La Generalitat adjudicará el Laboratorio General de Ensayos e Investigaciones (LGAI) al grupo Agbar. El Departamento de Trabajo, Industria, Comercio y Turismo de la Generalitat adjudicará la empresa a la filial del grupo Agbar Automotive, que pagará 21,6 millones de euros por el 60% de la sociedad que gestiona la empresa. El adjudicatario, que se compromete a alcanzar en 10 años el 95% del capital de la sociedad, convertirá el LGAI en un grupo de servicios tecnológicos a empresas. El LGAI, que hace análisis y certificaciones para empresas, factura 14 millones de euros.

Las bases del concurso público obligan a Agbar- controlada por La Caixa y la francesa Suez-, que recibirá la adjudicación el próximo día 12 de febrero, a capitalizar la empresa adquirida hasta cuadriplicar los recursos propios de la LGAI. Por otra parte, estas mismas bases obligan a la empresa adjudicataria del concurso a destinar al LGAI un total de 288 millones de euros en nuevas inversiones, destinadas a modernizar los equipos y a mejorar la calidad del servicio.

Esta exigencia de inversiones contrarresta la desproporción que surge entre los 71,75 millones de euros que ha invertido la Generalitat desde que le fue adscrito el laboratorio, que antes era de la Diputación, y los 21,6 millones que recibirá por el 60% de la empresa gestora del LGAI.

El Departamento de Industria afirma que el LGAI se convertirá en un gran centro de certificación e innovación tecnológica de ámbito internacional. "Los servicios que prestará la nueva sociedad serán los de ensayos, análisis, calibraje, innovación tecnológica, control de calidad, homologación, certificación, inspección y otros de características análogas en cualquier sector industrial y de servicios", asegura Industria.

La contundencia de la Generalitat a la hora de defender la calidad del adjudicatario resulta destacable ante el hecho de que otras empresas de renombre internacional se han quedado fuera del concurso. Agbar ha ganado en la carrera por hacerse con el control del LGAI con el potente grupo norteamericano Underwriters Laboratories, que se presentó como un intento de internacionalizar el servicio y superar los estrechos márgenes del mercado catalán, y también ha derrotado al grupo francés Bureau Veritas.

El LGAI facturó en 2001 un total de 14 millones de euros, el 22% más que en el año anterior, y expidió más de 25.000 certificados, de acuerdo con los últimos datos disponibles.

Industria manifiesta que ha privatizado la gestión del LGAI, pero que los terrenos, los edificios y los activos del laboratorio continuarán siendo propiedad de la Generalitat. Sin embargo, el proceso ha despertado críticas políticas y sindicales, que temen por los 300 empleados del LGAI y desconfían de una privatización que arrancó poco antes de que Antoni Subirà dejara de ser consejero de Industria. Los socialistas opinan que queda por resolver la incógnita de si el comprador del 60% de LGAI estará dispuesto a incrementar su participación o se quedará con el paquete adquirido, que le da derecho al control societario. Otro interrogante de esta privatización es la falta de garantías para el accionista en minoría -la Generalitat, que de momento se queda con el 40%- a la hora de exigir que el LGAI cumpla su misión.

El proceso de privatización del LGAI ha sido similar al que se llevó a cabo hace poco más de tres años con el Instituto de Investigación Aplicada del Automóvil (IDIADA), que también se adjudicó Agbar.

En el caso del LGAI, Agbar Automotive era la única empresa autóctona interesada y que además contaba con suficientes fondos propios, ya que el concurso exigía un mínimo de 100 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de febrero de 2003