Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

Cerrojo a los fichajes

Los clubes de Primera se gastan sólo tres millones en el mercado invernal

El fútbol español ha echado el candado a la caja. El mercado invernal, el periodo que los clubes han tenido en enero para la inscripción de nuevos jugadores y que se cerró a las ocho de la tarde de ayer, ha resultado la mejor prueba: sólo se han invertido tres millones de euros.

La evolución a la baja de los desembolsos en las últimas cinco temporadas ha tocado suelo y no puede ser más elocuente. Los clubes tienen poco dinero que gastarse y los nuevos jugadores, en su casi totalidad, llegan con el cartel de cedidos o con la carta de libertad. El Atlético arrastra además otro impedimento. Es el único equipo de Primera que tiene prohibido hacer fichajes por las denuncias del Málaga, al que adeuda parte del traspaso de Movilla, y del portero del Espanyol, Sergio, al que debe 258.000 euros.

Los clubes agotaron ya en cursos anteriores los cuantiosos ingreso, más de 300 millones de euros y en bastantes casos anticipados, por la venta de sus derechos de televisión por cinco temporadas, hasta el final de ésta, y ahora se encuentran con las arcas vacías. Sin dinero no hay fichajes, no se mueve el mercado, no se compra no se vende. Las altas apenas superan la veintena y la mitad de los cuadros de Primera ni se han preocupado por el asunto.

De las altas sólo dos se han realizado como fichajes. Se trata del uruguayo Morales, por el que Osasuna ha pagado algo más de dos millones al Nacional, y Ángel, por el que el Celta ha abonado uno a Las Palmas.

Sorín (Barcelona), Farinós (Villarreal), Réveillère (Valencia), Monfredini y Valdo (Osasuna), Machlas y Alves (Sevilla), Tomic (Alavés), Joãozinho (Recreativo) e Iriney (Rayo) llegan cedidos. Y con la carta de libertad, Torricelli (Espanyol), Pernia y Zelaya (Recreativo). Toni (Espanyol) aterrizó en Montjuïc gracias a un trueque de jugadores: Luque, cedido por el Atlético, y Cavas pasan al Elche, en el que militaba el portero internacional. El Mallorca se ha cobrado una deuda del Oviedo con la cesión hasta final de temporada de Ángel. El Racing cuenta con Corominas y Sarabia porque el máximo accionista del conjunto cántabro y el de su club de origen, el Palamós, es el mismo: Dimitri Piterman. Osasuna, por su parte, ha ascendido a Brit de su equipo filial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de febrero de 2003