Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arzalluz considera valiente a Bergara por competir en "desventaja"

Xabier Arzalluz, presidente del PNV, llamó ayer "valiente" al diputado general de Vizcaya, Josu Bergara, por haber intentado revalidar su candidatura para el puesto que ahora ocupa en las próximas elecciones. Arzalluz impulsó la continuidad de Bergara frente a la apuesta hecha por la ejecutiva vizcaína de su partido por José Luis Bilbao, el actual diputado foral de Presidencia, que ha sido a la postre el designado. Señaló que al hacerlo buscaba garantizar la competencia y la democracia dentro del partido. Los elogios a Josu Bergara los acompañó con críticas al proceso interno, por entender que no había existido igualdad de oportunidades.

Arzalluz señaló que el intento de Bergara no debe ser considerado un fracaso, ya que no salió en las "condiciones más ventajosas" porque el tema ya estaba muy hecho. Añadió que impulsó y apoyó la competencia de candidatos porque su partido debe superar la crisis provocada por la escisión y no tener miedo a la competencia y a la existencia de alternativas. De hecho, criticó la falta de debate de poco democrático y dijo que el PNV debe tener discusión y pluralidad de opiniones.

Arzalluz contrapuso este modelo de participación con el del PP, cuyos candidatos y dirigentes, dijo, son cooptados directamente por José María Aznar.

La mano del 'lehendakari'

Por otro lado, las negociaciones entre PNV y EA para establecer una coalición electoral, que oficialmente se encuetran rotas, parecen haber entrado en un nuevo proceso que conduzca a un acuerdo. Representantes de los dos partidos mantuvieron ayer un diálogo permanente para intentar aproximar las posturas. Aunque a primera hora de la mañana Arzalluz daba en Radio Euskadipor definitivamente suspendidas las conversaciones, horas después, en la sede de su partido en Bilbao decía que la intervención del lehendakari, Juan José Ibarretxe, podía propiciar el acuerdo. En todo caso, el PNV decidió ayer poner en marcha la comisión electoral del partido sin más dilaciones. La primera ruptura de las conversaciones, el pasado 18 de diciembre, se superó con la intervención del propio Ibarretxe ante ambos partidos.

Pese a este tercer intento de formalizar una coalición, en la sede del PNV se seguía echando a EA la culpa del último fracaso. El portavoz del partido, Joseba Egibar, indicó que su voluntad de llegar a un acuerdo global con EA es evidente y que se trata de una contradicción de EA que afirme que el PNV se acerca a los socialistas, cuando le está proponiendo un acuerdo global.

En este juego de apelaciones y reproches, la presidenta de EA, Begoña Errazti, señaló que la voluntad de su partido sigue siendo alcanzar un acuerdo, pero reclamó al PNV que garantice su actual representatividad en las instituciones, la misma demanda que lleva haciendo EA desde el comienzo de las conversaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de enero de 2003