Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El incendio de Colera quemó 25 hectáreas y cortó la línea férrea

El incendio que se declaró el sábado a última hora de la tarde en el término municipal de Colera (Alt Empordà) ardió durante toda la noche debido a la fuerza de la tramontana y motivó el cierre de la carretera N-260 y de la línea férrea que comunica España con Francia por Portbou durante más de dos horas, lo que afectó al Talgo con destino a París.

El fuego no quedó totalmente controlado hasta ayer de madrugada y arrasó unas 25 hectáreas de bosque y matorral. Los numerosos efectivos de los Bomberos de la Generalitat siguieron trabajando durante casi todo el domingo en tareas preventivas, antes de dar por definitivamente extinguido el fuego.

El incendio se declaró sobre las 18.30 horas del sábado en la zona de matorrales de Sant Antoni por causas que aún se desconocen. No obstante, se sospecha que el origen del fuego podría ser una quema controlada de matorrales en una finca cercana al cámping de Sant Miquel Colera, según apuntó ayer el alcalde de la población, Miquel Carrés.

Las dotaciones de seis vehículos de los bomberos remojaron el área ayer durante todo el día para evitar que el fuego se reavivase. Ayer por la mañana se intentó colaborar en las tareas de extinción desde el aire, pero la fuerte tramontana que soplaba en la zona lo impidió.

Una decena de casas fueron desalojadas como medida preventiva. El incendio obligó a cortar al tráfico la carretera N-260 y la línea ferroviaria de Renfe a su paso por la localidad, pero ayer por la mañana la situación se había normalizado. La comarca del Alt Empordà presenta aún hoy riesgo de incendio forestal alto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de enero de 2003