El Gobierno de Pujol endurece la aplicación de la ley del catalán

El Gobierno catalán anunció ayer la aprobación de diversos reglamentos para endurecer la aplicación de la ley de Política Lingüística, que regula el uso público del catalán en distintos ámbitos, una vez transcurrido el periodo transitorio de cinco años desde que fue aprobada. Entre otras medidas, el Ejecutivo de Convergència i Unió prevé incrementar las inspecciones en los establecimientos públicos y aplicar por primera vez el régimen de sanciones ya previsto en la norma. "La línea [de estas modificaciones] es apretar un poco las tuercas", reconoció el conseller en cap, Artur Mas. Aunque el consejero precisó que para el Gobierno es prioritaria la política de "promoción y predagogía" con el fin de extender el uso del catalán, agregó que CiU tampoco renuncia a hacer más estricta la ley.

A partir de ahora, el Ejecutivo controlará si los establecimientos públicos disponen de personal que pueda atender en catalán, si los rótulos están escritos en esta lengua o si, por ejemplo, las cartas de los restaurantes también son en catalán. Además, los ayuntamientos no podrán autorizar la apertura de establecimientos si no se cumple la ley. El Gobierno también podrá retirar las subvenciones públicas a las empresas que incumplan la norma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50