El secretario municipal de Alicante no avaló la cesión de suelo por 15 millones a dos industriales

Urbanismo alteró las mociones para que el funcionario suscribiera un anexo del plan parcial

El secretario general del Ayuntamiento de Alicante, Carlos Artega, no avaló con su firma dos mociones aprobadas por el pleno con los únicos votos del PP, una sobre un convenio suscrito entre el alcalde, Luis Díaz Alperi, del PP, y dos industriales, merced al cual el Consistorio cede suelo a los empresarios por valor de 15 millones, y otra, sobre la compensación de 900.000 euros para el municipio por esa operación. En principio, la concejalía de Urbanismo introdujo en una misma moción el convenio con un anexo al plan parcial pero, ante la negativa de Arteaga a firmar, la desgajó.

El día 13 de enero, cuatro días antes del pleno municipal, la Gerencia Municipal de Urbanismo tenía confeccionadas dos mociones sobre el polémico plan parcial Benalúa Sur, un vasto terreno junto al mar de gran valor inmobiliario, donde está planeada la construcción de unas 1.500 viviendas de lujo. En una de ellas se incluían dos apartados: una documentación sobre ese plan parcial y el convenio firmado entre el alcalde y los dos empresarios. En ese convenio, el alcalde cede a los industriales una parcela de más de 10.000 metros cuadrados, valorada en unos 15 millones de euros, para compensarles por el desmantelamiento de las industrias de harina que mantienen su actividad en el ámbito de ese plan parcial. La otra moción hacía referencia al compromiso de la urbanizadora de los terrenos en compensar al Ayuntamiento con 900.000 euros para construir un centro de la tercera edad. Ninguna de las dos iniciativas iba avalada con la firma del secretario

En unas horas, las dos mociones se convirtieron en tres: una con la nueva documentación sobre el plan parcial, otra con el convenio entre Alperi y los dos industriales y la otra, con el acuerdo entre la urbanizadora y el Ayuntamiento. Sólo la primera de ellas lleva la rúbrica del secretario. Las otras dos se aprobaron en el pleno con la oposición en bloque en contra.

Los grupos de la oposición, que no advirtieron en el pleno que las mociones iban sin firmar, solicitaron no obstante al secretario que interviniera en la sesión para garantizar la legalidad de la operación. Lo hizo difusamente, argumentando que no se trataba de aprobar una permuta, sino de un convenio urbanístico.

El expediente del polémico trueque de suelo carece de informes técnicos. Ni siquiera existe una valoración patrimonial de los terrenos que el Ayuntamiento cede a los industriales. Incluso los argumentos que Díaz Alperi incluye en el convenio para justificarlo han quedado desvirtuados. El alcalde sostiene que interviene en esa operación privada para desbloquear un litigio entre la urbanizadora y los propietarios de las harineras. Sin embargo, uno de los industriales, José Cloquell, era vicepresidente y consejero de la urbanizadora hasta poco antes de firmar el polémico convenio con Díaz Alperi.

El alcalde defendió el martes su convenio con vehemencia y con reiteradas contradicciones. Llegó a afirmar que no sabía quiénes eran los empresarios con lo que firmó el acuerdo, aunque luego admitió que negoció con ellos. En cualquier caso, aseguró que el acuerdo es muy beneficioso para la ciudad. Díaz Alperi llevó las mociones a aprobación plenaria por la vía de urgencia, el mismo día en el que la atención municipal la acaparaba el polémico plan que permite construir un palacio de congresos en el Benacantil.

La consejería ha parado un caso similar en Orihuela

La Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes ha paralizado cautelarmente la adjudicación a una urbanizadora de un plan de actuación urbanística en Orihuela -5.000 viviendas y campo de golf- por motivos similares a la aprobación del convenio urbanístico auspiaciado por el alcalde de Alicante que cede a dos industriales suelo valorado en 15 millones a cambio de 900.000 euros. En ambos acuerdos, aprobados con todos los grupos de la oposición en contra, falta la firma de los secretarios de las respectivas corporaciones. También en ambos casos, los grupos de la oposición han anunciado que impugnarán los acuerdos. Ayer, Esquerra Unida en el Ayuntamiento de Alicante aseguró que llevará a Díaz Alperi a los tribunales por "el regalo que ha hecho a los empresarios".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50