Canal + estrena la última serie documental de David Attenborough

'Mamíferos' muestra insólitas imágenes del reino animal

El naturalista británico David Attenborough (Londres, 1926) ha dedicado medio siglo a divulgar la vida salvaje a través de la televisión. Sus producciones han situado a la BBC a la vanguardia de los documentales. Su último trabajo, Mamíferos, llega mañana a las pantallas de Canal + (22.00). Con un presupuesto de 12 millones de euros, los 10 capítulos de esta espectacular serie muestran insólitas imágenes del mundo animal.

Con motivo de los 50 años de sir David Attenborough en la BBC, la cadena británica le encomendó una serie sobre mamíferos de una dimensión comparable a las históricas Vida en el planeta o Las pruebas de la vida. Para su producción no se escatimaron medios económicos ni técnicos. En el rodaje de los 10 capítulos, en formato de cine y con la colaboración de Discovery Chanel, se invirtieron tres años. El equipo recorrió alrededor de 250 millones de kilómetros y utilizó los medios técnicos más sofisticados: cámaras en miniatura, térmicas, de infrarrojos e incluso adosadas al cuerpo.

La serie, que en el Reino Unido ha superado en audiencia a la versión de Big Brother con personajes famosos, se estrena mañana en Canal + en el horario que habitualmente ocupa el cine de estreno. Los próximos capítulos se difundirán los miércoles tras la cita cinematográfica de noche o el partido de la Liga de Campeones.

Con imágenes majestuosas, la serie rastrea la vida animal en función de las necesidades alimenticias de los mamíferos. El primer episodio analiza las características de la especie terrestre por excelencia y su adaptación al medio. Attenborough explica desde los helados parajes del Ártico los mecanismos de supervivencia de los zorros y viaja a Australia para mostrar la intrincada madriguera de un ornitorrinco.

En sucesivas entregas aparecerán los cazadores de insectos, roedores, devoradores de plantas, predadores y cetáceos. Attenborough asciende también a la copa de los árboles para ver de cerca a los habitantes de las alturas y a los seres trepadores. El último capítulo estará dedicado a los humanos, la especie mamífera más avanzada de las cerca de 4.600 existentes.

"La serie construye un discurso que se va desarrollando a lo largo de los sucesivos capítulos", subrayó ayer la directora de antena de Canal +, Elena Sánchez, durante la presentación de Mamíferos. Destacó que, al igual que Planeta azul, a su paso por la BBC enganchó a un público masivo y defendió la emisión de grandes documentales en las cadenas generalistas, productos capaces de competir con el cine, la ficción, los programas de cotilleo o los espacios de telerrealidad. "Mamíferos sí que es televisión-realidad", sostuvo.

Con música de la Orquesta Filarmónica de Londres, la serie es hoy por hoy la mejor producción sobre el reino animal rodada por la televisión. "El reto de la BBC era renovar y actualizar un tema tan clásico como el mundo animal", agrega Sánchez. Para profundizar en este vasto territorio, Mamíferos ahonda en los comportamientos anecdóticos de las diferentes especies. Así, por ejemplo, las cámaras infrarrojo han grabado a una manada de elefantes dentro de una cueva arrancando sal con sus poderosos colmillos para completar su dieta alimentaria. Sofisticados sistemas térmicos de grabación han seguido a los murciélagos durante su fase de hibernación y cámaras tan pequeñas como un mechero han entrado en las guaridas de los castores. Attenborough y su equipo han tenido en ocasiones que demostrar más astucia que los propios animales para reflejar un hábitat hasta ahora inaccesible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de enero de 2003.

Se adhiere a los criterios de